Share on Pinterest

El Palacio Güell de Gaudí es una auténtica joya arquitectónica modernista a un paso de la famosa Rambla de Barcelona. Y hoy funciona como un museo de puertas abiertas que brinda la oportunidad de conocer otras de las obras del arquitecto declarados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En resumen una oportunidad de visita que incluye la opción de recorrer desde sus subsuelos hasta su azotea:

Imágenes (*) Matías Callone

Siempre que tengo la oportunidad de visitar Barcelona no me pierdo de conocer nuevas joyas arquitectónicas (muchas de ellas modernistas) por dentro y por fuera. En mi última visita a la ciudad (como cada viaje lo voy compartiendo en mi Instagram) pude visitar nuevamente la Casa Batlló y el Palacio Güell. Siguiendo el formato del post con fotografías de interior y exterior de Casa Batlló que tan buena aceptación tuvo, hoy es el turno de dedicar todo un post a este palacio.

Como llegar al Palacio Güell

Para llegar tienes que dirigirte a Carrer Nou, 3-5, a apenas unos 50 metros de la famosa Rambla y no tan lejos del puerto y el paseo marítimo. Es probable que lo encuentres muy fácil porque estos inmensos pórticos de hierro difícilmente pasen desapercibidos:

Palacio Güell

Los detalles del palacio

Si apenas levantas la vista notarás que no se trata de una edificación tradicional sino todo lo contrario: el estilo es sumamente singular y si conoces otras obras de este arquitecto darás cuenta que estamos ante una obra 100% Gaudí:

Palacio Güell

Las rejas de las puertas (diseñadas para el ingreso y salida de carruajes) son de por sí una obra de arte de hierro y están meticulosamente diseñadas de modo que casi no se vea nada hacia el interior, pero sí se puede ver desde dentro hacia el exterior (y en cuanto a detalles decorativos y formas, no podría esperarse menos que una obra de arte):

Palacio Güell

Palacio Güell

Una vez dentro en el primer hall de acceso hay una puerta de gran suntuosidad que anuncia que estamos por ingresar a un palacio de importancia: pero sobre todo, notaremos que en el diseño y construcción de esta casa el presupuesto no fue precisamente acotado sino el suficiente para permitir la totalidad libertad creativa de Gaudí.

Palacio Güell

De hecho esta obra fue el primer encargo importante para Gaudí, y para concretarlo pudo contar con la colaboración de su ayudante Francesc Berenguer. Pero especialmente con el apoyo económico total de su “mecenas”, Eusebi Güell, el mismo que supo encargarle cantidad de obras que hoy son patrimonio de la humanidad en Barcelona. Entre las joyas más famosas están este palacio, el parque Güell o la colonia Güell y su cripta. Este poderoso industrial conoce hacia finales del siglo XIX algunas obras de pequeña envergadura de Gaudí  y a partir de un contacto y amistad no duda en convertirlo en su arquitecto predilecto.

Curiosamente el Palacio Güell es una obra de ampliación de una casa que Eusebi Güell había heredado de su padre a pocos metros. El plan era construir su nueva casa conectada con la casa anterior, y para ello decide comprar y reformar dos casas colindantes. Así comienza el trabajo de Gaudí, que desarrolla infinidad de soluciones para cada espacio de este palacio hasta llegar a los bocetos finales.

Pero ahora volvemos al recorrido empezando por los subsuelos:

Palacio Güell

Como sabemos por otras obras de Gaudí como la Casa Batlló, no hay ningún espacio que no esté exquisitamente diseñado, incluso aquellos que suponemos de poca importancia o relevancia. Los subsuelos son un buen ejemplo, con un sótano destinado a la caballeriza para los carruajes en donde utiliza una cuidada estructura con ladrillos vista:

Palacio Güell

La planta baja que vimos en fotos anteriores tiene el recibidor, la portería, cochera, paso para carruajes, espacios para diversos servicios, y el acceso a la escalinata que nos lleva a un entresuelo que se utilizaba como recepción, biblioteca personal y escritorio para funciones administrativas de los negocios de Eusebi Güell. Una segunda escalera (la que sigue) nos lleva hasta la planta noble:

Palacio Güell

Es en la planta noble dedicada al área social donde se encuentran los detalles y espacios más asombrosos. Allí observaremos muchos detalles de inspiración árabe, bizantina o mudéjar, ya que esta obra se corresponde con el período orientalista de Gaudí, en el que aplicaba un gusto por lo oriental e islámico hispánico. En todos estos espacios la decoración se vale del uso de azulejos cerámicos, arcos mitrales, o remates en cúpula, tal como el espacio principal del palacio.

También podría interesarte Qué hacer en dos días en Barcelona 

El espacio de socialización principal se parece a un auténtico templo, y a pesar de no recibir luz de ventanales directos, está pensado para que la luz natural entre de modos diversos:

Palacio Güell

Casa lugar en el que mires es un detalle suntuoso de trabajo artesanal casi siempre diseñado y supervisado por Gaudí:

Palacio Güell

La planta noble cuenta con espacios variados: un gran recibidor central con una gran altura es el núcleo del edificio, y comunica con varias salas: un primer vestíbulo, la sala de acceso, la de visitas, un tocador de señoras. En la foto que sigue se puede ver hacia arriba la cúpula del salón principal, el más decorado y con cantidad de detalles, obras de arte (bustos, pinturas al óleo) y mobiliario.

Palacio Güell

Este espacio era utilizado para reuniones sociales, conciertos o incluso para culto ya que a un lado se encuentra una capilla-oratorio. También hay un órgano de grandes dimensiones con una consola diseñada también por Gaudí (aunque el órgano actual es una reconstrucción).

Todas las fotos que siguen son detalles de las salas de la planta noble en donde vemos que cada elemento tiene un diseño y detalle único:

Palacio Güell

Palacio Güell

Otras salas de la planta noble son el comedor, otra sala para conciertos de piano, un acceso a la terraza, y más salas dedicadas al esparcimiento (de villar, y de dibujo).

Palacio Güell

En la misma planta podemos salir a la terraza para observar el patio utilizado en las tardes de sol. La siguiente foto es de uno de los ventanales exteriores que da a la sala de conciertos de piano. Y queda claro que el estilo utilizado es pura innovación de Gaudí:

Palacio Güell

Volviendo a los interiores, los detalles de cada sala son exquisitos, como este techo de la sala de visitas con un artesonado de madera de roble y revestimientos de pan de oro.

Palacio Güell

Palacio Güell

Otros de talles, como esta división de la sala pensada para los músicos en los conciertos, que a modo de balcón da directamente al salón principal:

Palacio Güell

Esta foto es de parte del órgano en la misma sala. En una visita guiada al palacio puedes escuchar su sonoridad ya que hay ejecuciones musicales espaciadas para apreciar la acústica del lugar:

Palacio Güell

En la segunda planta se pueden recorrer varios dormitorios y zonas de aseo, ya que eran los espacios privados del palacio. Esto incluye el dormitorio principal con algo del mobiliario. En el tercer piso se encuentran los espacios del servicio y finalmente la escalinata que conduce a la azotea, otro de los espacios asombrosos por su arte y decoración.

La azotea tiene varios niveles porque es un espacio grande que cuenta con varias chimeneas (las salidas de los hogares de las habitaciones de las casas). Pero tratándose de Gaudí las chimeneas pueden convertirse en esculturas coloridas tal como  me sorprenden: se transforman en un elemento decorativo más del edificio, una forma de diseñar las chimeneas que seguiría sofisticando en otras azoteas de obras posteriores como la Casa Batlló. También hay tragaluces y la linterna que corresponde a la cúpula central.

Palacio Güell

Palacio Güell

Palacio Güell

En total hay 20 chimeneas cada una con un diseño distintivo, decoradas con vidrio, mármol, porcelana y cerámica. Aunque las que vemos hoy son restauraciones con colaboraciones de artistas procurando seguir los diseños originales siempre que se tuviera registro.

Palacio Güell

Palacio Güell

Ya sea en exterior o en interiores, esta obra es asombrosa por el grado de detalles y diseño meticuloso de cada espacio. Un modo de diseñar y proyectar que Gaudí aplicaría también en cada obra posterior.

Como visitar el Palacio Güell.

Aquí tienes la web oficial del Palacio Güell con la información para visitar el palacio. En junio de 2018 la entrada general tiene un costo de 12 euros e incluye una audioguía para no perder detalle de cada espacio. La visita incluye desde los subsuelos hasta la azotea pasando por todos los niveles. El espacio está administrado por la Diputación de Barcelona, propietaria del palacio.

Horarios del Palacio Güell

Verano: del 1 de abril al 31 de octubre de 10 a 20 h. (taquillas cierran a las 19 horas)

Invierno: del 1 de noviembre al 31 de marzo de 10 a 17.30 horas (taquillas cierran a las 16.30)

Cerrado: lunes no festivos, 25 y 26 de diciembre, 1 y 6 de enero y la tercera semana de enero para mantenimiento.

Más actividades en Barcelona. Por cierto, aquí tienes a modo alternativo una gran cantidad de actividades organizadas para hacer en Barcelona que tal vez podrían completar su paso por la ciudad. Todas son actividades que recomendamos desde el blog a través de la web de Civitatis y que puedes reservar desde la web.

(*) Todas las imágenes pertenecen a Matías Callone bajo licencia Creative Commons.

(**) Trabajamos con el sistema de afiliados, recomendaciones a servicios de terceros que puedes contratar sin que impliquen ningún costo extra para nuestros lectores.

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio de tus billetes de avión con estos simples trucos)

4. Envía tu consulta viajera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *