Share on Pinterest

Puede que cuando pises París por primera vez quieras empezar por la Catedral de Notre Dame (o claro, la Torre Eiffel, el Arco de Triunfo), y eso estará muy bien. Pero en la misma isla en el río Sena (Île de la Cité) y en pleno corazón histórico, encontrarás a pocos metros la Capilla Real o Santa Capilla (Sainte-Chapelle), que es por sí sola una razón para ir a París y una maravilla: una obra maestra del gótico con sus imponentes paredes “de cristal”.

Está claro que esta ciudad tiene rincones curiosos que descubrir y en cantidad. Y entre ellos es ineludible nombrar esta iglesia que suma 600 metros cuadrados de vidrio trabajado.

Cuando la mayoría de turistas ingresan a la planta superior (la más importante de esta joya) se les queda la boca congelada en el asombro. Y así fue mi caso: al ingresar y enfrentarse a este espacio encerrado en paredes de cristal (ventanas con vidrieras policromadas) el efecto de luz, y la belleza hacen que se vea como un sitio majestuoso que impacta a cualquiera que ingrese allí.

Y todo muy a pesar de su dimensión, que no es exagerada como otros templos góticos. Lo que este templo no tiene en tamaño, lo tiene en belleza. Y claro que no hablamos de un sitio poco reconocido, ya que está incluida en el inventario de París que es Patrimonio de la Humanidad:

Sainte Chapelle

Sainte Chapelle

Sainte Chapelle

En esta imagen (que no es de mi autoría, está indicada debajo) se puede apreciar la dimensión espacial (y por ello la comparto):

Autor (Didier B) via Wikimedia bajo licencia Creative Commons Attribution-Share Alike 2.5 Generic

Desde cualquier ángulo, los detalles y la belleza en armonía entre la luz y sus enormes ventanales hacen de Sainte Chapelle una de las iglesias más bonitas de la ciudad:

Sainte Chapelle

Está considerada una obra maestra del Gótico en su período radiante (o luminoso), y en esta iglesia real que pertenecía al complejo de la realeza, se guardaban grandes tesoros religioso (la corona de espinas, parte de la cruz, y otros objetos del martirio de Jesucristo), por lo que no es exagerado decir que se parece a un joyero de cristal. Fue construida hacia 1241, realizada especialmente para resguardar estos tesoros adquiridos por el rey francés Luis IX.

De hecho una vez consagrada en el año 1248 se consideraba un enorme relicario que resguardaba esos objetos de gran valor histórico ligados al cristianismo. Muchos de estos objetos ya no están aquí…

Sainte Chapelle

Pero sin duda, lo que hoy va a deslumbrarnos por sobre todo es la atmósfera y belleza del espacio interior:

Sainte Chapelle

Sainte Chapelle

Sainte Chapelle

Hacia cada lado que uno mire, incluso hacia el techo, todo es de una refinada belleza:

Sainte Chapelle

Sainte Chapelle

Sainte Chapelle

Incluso podremos salirnos hasta un balcón o terraza exterior para admirar la capilla desde afuera.

Sainte Chapelle

Sainte Chapelle

Sainte Chapelle tiene una estructura en la que se superponen dos capillas. La capilla inferior es la que se ve en las siguientes dos fotos (era el espacio que utilizada la gente común). Mientras que todas las fotos anteriores corresponden a la capilla superior utilizada por la corte del rey y donde se exhibían las reliquias. La división era tal que en tiempos medievales para ingresar a la capilla superior no había una escalinata desde el exterior, sino que estaba conectada a través  del palacio real.

La capilla inferior:

Sainte Chapelle

Sainte Chapelle

Por su parte, el exterior poco dice de la belleza que nos sorprenderá en el interior.

Sainte Chapelle

Sainte Chapelle

Por su parte los ventanales son toda una obra de arte en sí misma, con sus dimensiones de hasta 15 metros de alto. Todos los vitrales representan escenas bíblicas de gran detalle.

Como visitar Sainte Chapelle: se puede llegar por la línea 4 de metro hasta la estación Cité. No olvidar que estaremos muy cerca de la catedral de Notre Dame. Sainte Chapelle se encuentra junto al Palais de Justice, y su entrada está a la izquierda de este palacio. Lo cierto es que la capilla está un poco oculta por otros edificios, por lo que tampoco es fácil tomarle una foto completa desde el exterior. Para ingresar a menudo hay que hacer una cola no muy extensa, y pagar una entrada que ronda los 9 euros.

Para finalizar, aquí tienes en el mapa la ubicación de Sainte Chapelle:

Y si tu idea es viajar a París aquí tienes una guía para organizar tu viaje a París, incluyendo una orientación para alojarse en París según las zonas.

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Busca ofertas de vuelos (mejora el precio con estos simples trucos)

4. Reserva Excursiones y tours con Viator

5. Envía tu consulta viajera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *