Share on Pinterest

La Estación del Orient Express en Estambul (estación Sirkeci) es uno de los puntos a visitar en la ciudad. Hay sitios que además de tener un valor arquitectónico tienen un agregado por su historia, su simbolismo y su mística. Una estación para un tren legendario, tal vez el más lujoso, y emblemático de los viajes aristocráticos de todos los tiempos.

En mi viaje de 30 días a Estambul había empezado a poner puntos en el mapa para ver. Buscando información doy con con gusto con el dato de que la estación del mítico ferrocarril Orient Express que unía las ciudades de París con Constantinopla fue restaurada recientemente.

Por tanto no dudo en visitarla, además de incluirla en mi lista de 60 cosas que ver y hacer en Estambul. (En mi Instagram fui contando día a día este viaje)

Estación Orient Expres

Cómo era el tren Expreso de Oriente

Este recorrido legendario sobre rieles estuvo activo de modo regular (con modificaciones en el trayecto) entre los años 1883 y 1977 y fue uno de los trenes más famosos junto con el Transiberiano. Sin duda uno de los libros más famosos que ha inspirado este recorrido es el de “Asesinato en el Expreso de Oriente” de Agatha Christie. Desde el principio pensado como un tren de lujo, fue uno de los tickets de trenes más caros en toda la historia. Un precio solo apto para acaudalados, millonarios, aristócratas, diplomáticos. Pero también para personalidades célebres como Lawrence de Arabia, la espía Mata Hari, o la propia Agatha Christie.

Estación Orient Expres

Un viaje que pasaba por los Alpes, Budapest, Bucarest y que tenía como final la increíble ciudad de Constantinopla, hoy Estambul en un total de 65 horas.

Una época dorada del tren. 

Al recorrer la estación siento esa época dorada del tren perdida en la modernidad, y golpeada por el uso de los aviones y la búsqueda de la inmediatez en los viajes. Un tren que no solo fue un proyecto de transporte, también un símbolo de unión en tiempos políticos tan turbulentos como lo fueron los años de la primera mitad del siglo XX en Europa (con interrupciones en su funcionamiento durante las guerras). Y por supuesto, un proyecto empresarial no exento de trabas burocráticas de todo tipo para su puesta a punto. En sus comienzos el tramo en tren no era completo sino que se combinaba con otros trenes, y con parte de navegación. Con el tiempo los obstáculos se fueron saldando.

Estación Orient Expres

Exactamente el período de entre guerras fue la época dorada, tiempos en que Constantinopla se convierte en Estambul bajo el liderazgo de Mustafá Kemal (más conocido como Atatürk). El declive comienza después de la SGM: no se logra restaurar el glamour y optimismo de tiempos previos en el Orient Express. Los viajes tienen problemas con controles policiales constantes en plena Guerra Fría. Y a ello hay que sumar el paulatino ascenso del avión como principal medio de transporte. El último viaje con servicio regular se realiza en el año 1977.

La estación del Oriente Express actual

Visitar esta estación es un paseo para nostálgicos del ferrocarril pensado como un hotel de lujo. Y caminar por la estación, hoy con un riel vacío y silencioso me lleva a imaginar tiempos pasados. Imaginar llegar a la antigua Constantinopla, para proseguir camino en coches (o carros a caballo) pasando por mercados y mezquitas en aquel entonces tuvo que ser algo impactante para cada viajero.

Qué ver en la estación del Oriente Express.

El mayor movimiento se produce en los rieles hacia la derecha (desde la entrada) ya que en esta estación de Sirkeci está la línea de tren que cruza el Bósforo por un túnel. La parte de la estación antigua es casi un museo de lo que supo ser. Se puede caminar su andén, entrar a las salas de espera y disfrutar de la arquitectura restaurada. Diseñado por un arquitecto prusiano es notable su estilo “orientalista”, que de ese modo daba la bienvenida a los viajeros a la gran Constantinopla.

También hay un café y restaurante (llamado Orient Express) ambientado como entonces, y con muchos cuadros y referencias a la historia del tren. Algunos días funcionan mercados temporales con productos tradicionales.

Estación Orient Expres

Mi recomendación es caminar el andén de la estación y sentarse a disfrutar de un té en la cafetería-restaurante que también tiene mesas sobre el andén. En el mismo sitio en un puesto ofrecen presenciar un espectáculo de monjes derviches giradores en algunos días y horarios. Y hacia un lado hay un pequeño pero interesante museo del ferrocarril.

Cómo llegar a la estación del Orient Express

Consejo 101 lugares increibles: aprovecha el descuento de 5 % para viajar seguro:

Clickea aquí para obtener el 5 % de descuento en tu seguro de viaje

Está situada en la zona de Eminönü, neurálgico barrio sobre la costa donde se inicia el Cuerno de Oro. Se puede llegar por ejemplo caminando ya que no está muy lejos del Puente de Galata, ni tan lejos de la Cisterna Basílica o de la propia Santa Sofía.

Por mi parte, doy un paseo al atardecer por esta estación cargado de esa nostalgia que muchas veces me hace desear transportarme en el tiempo aunque sea por unos minutos.

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Reserva tu vuelo ( y mejora el precio con estos simples trucos)

4. Reserva excursiones en español

5. Envía tu consulta viajera

2 Comentarios

  1. Estuve en Estambul hace un año y pase por esta estación según el guia el tren funciona ahora tipo crucero sale de París y va parando en distintas ciudades tarda una semana por supuesto con camarote …que hay de verdad en esto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *