Share on Pinterest

Si que hay muchos pueblos bonitos en la Costa Brava. Son tantos como para organizar una ruta y explorar pueblos  y rincones escondidos entre calas y montañas que se encuentran con el Mediterráneo. Pero quizás Cadaqués sea el más famoso, o el más fotografiado, y las razones de su fama se explican fácil en imágenes.

Para empezar, quiero comentar que hice varias visitas a este pueblo. Pero mis registros fotográficos son o al atardecer o en días en que el clima no acompañaba con un sol radiante. Por ello verán tanto mis fotos, como la foto de portada que pertenece al autor Anthiro 57 (*) (via Wikimedia) en un precioso día de sol radiante (creo que el pueblo se lo merece).

Cadaqués es precioso con sol, en verano, en invierno o en día nublado. No hay con que darle. Sin embargo puede que si lo visitas una mañana radiante de verano o fines de primavera el efecto seductor de Cadaqués se vea muy acrecentado.

Para llegar a Cadaqués hay que hacerlo por carretera desde ciudades como Roses (por ejemplo), a menos que llegues desde Francia, o incluso embarcado en excursiones (que también salen desde Roses). Lo que queda claro en el camino es que se trata de un pueblo apartado. De hecho estuvo aislado durante años hasta bien entrado el siglo XX como una aldea de pescadores (que no necesitaban alejarse mucho de su pueblo para vivir, lo que se dice autosuficientes). Ese mismo aislamiento es el que pudo conseguir que Cadaqués sea un punto de la costa conservado casi a la perfección con el aspecto de antaño.

Cadaques

Para situarlo geográficamente, Cadaqués está en el Alto Ampurdán, y en el entorno del Cap de Creus, casi en la frontera con Francia (provincia de Girona). Sin embargo no es el último poblado de España antes de la frontera, pero sí es el que está más al este. Lo de apartado es literal: hacia un lado está la montaña del Puig de Paní, y hacia otro el Puig de Bufadors. Todo estaba determinado para que Cadaqués mire hacia el mar de aquí a la eternidad.

Cadaques

Los primeros “veraneantes” llegan a Cadaqués a comienzos del siglo XX, entre ellos familias que “descubrían” la belleza intacta del lugar provenientes de ciudades como Figueras. Es el caso de la familia Dalí. El propio Salvador Dalí, que veraneaba en Cadaqués en su juventud, se instala en una cala cercana (Port Lligat) a partir del año 1948. Pero son numerosos los pintores y artistas que pasaron o se instalaron en este pueblo, pintores de la talla de Picasso, o Marcel Duchamp.

Cadaqués se luce con su historia, pero también con su aspecto hasta de noche:

Cadaques

De hecho no son pocos los que llegan al pueblo siguiendo las huellas de Dalí. Allí funciona la Casa Museo Salvador Dalí, en la bahía de Portlligat. Todo el paisaje costero cautiva a cada uno que lo visita, y hasta podemos identificar muchas de las vistas en pinturas del propio Dalí.

Cadaques

Cadaques

Cadaques

Como llegar. Así de bonito y atractivo es Cadaqués. Puedes conocerlo como una excursión desde Barcelona, desde Girona, o desde Figueres. Existen servicios de buses desde Figueres (ciudad a la que puedes llegar en tren desde la estación de Barcelona Sants). También hay opciones más organizadas. Por ejemplo, desde Girona puedes hacer el tour de Dalí por Figueras, Cadaqués y Cap de Creus. Si en cambio decides llegar en coche, puedes seguir esta ruta por los pueblos medievales más bonitos de Cataluña, o esta otra ruta por los pueblos más bonitos de Girona.

(*) Imagen de portada Anthiro 57 via Wikimedia. (Bajo licenciaCreative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Spain )

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio de tus billetes de avión con estos simples trucos)

4. Envía tu consulta viajera

Un comentario

  1. Hombre… bonito, lo que se dice bonito, no es.

    Me pasa con Cadaqués lo mismo que con Aveiro, que para mi fueron una enorme decepción. De lo que se cuenta a lo que ves cuando vas hay mucha diferencia.

    Tiene esta parte al lado del mar, que queda de lujo en las fotos y ya. Si nos vamos a callejear no salvamos una foto ni siendo generosos. De no haber vivido Dalí por aquí nadie le prestaría mucha atención. Y si además llega a estar en el interior, ni te cuento.

    Comparar esto con pueblos “casi” vecinos como Pals, Monells y, sobre todo, Peratallada, es… bueno, es que no hay comparación posible. Si tuviese un sólo día para ir a Cataluña y tuviese que recomendar un único destino turístico ese sería Peratallada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *