Share on Pinterest

En el departamento francés de Lot-et-Garonne se respira un aire equiparable a “la Toscana”. Esto a cuenta de las colinas, de la campiña  y de los pueblos cargados de historia. Un buen ejemplo de ello es el pueblo de Monflanquin.

Imagen (*) Matías Callone

Lo pude visitar en mi viaje a la ciudad de Cahors, desde donde hice base para explorar rutas como la del Valle del Dordogne, o la ruta del Valle del Lot. En uno de los desvíos de las rutas puse rumbo a esta región entre Agen y Marmande (Aquitania) donde uno puede encontrar estas sorpresas no tan abarrotadas de turistas (o mucho menos que por ejemplo los pueblos del Dordogne).

Monflanquin

Monflanquin

Pueblos como Monflanquin integran la asociación de los pueblos más bellos de Francia (les plus beaux village de France). Se trata de una bastida (una población con cierta planificación urbana resguardada por murallas características del siglo XIII). Y como bonito, la verdad es que las fotos lo explican por sí solas:

Monflanquin

Las calles de Monflanquin no son muchas (se puede decir que el pueblo tiene más historias que calles), pero cada una es una invitación a caminar:

Monflanquin

Monflanquin

Algunas son algo más “retro” que otras:

Monflanquin

Hacia afuera del pueblo, las vistas hacia la campiña:

Monflanquin

Y por dentro y en su zona más antigua, hay mucho de auténtico reducto medieval:

Monflanquin

Monflanquin

La plaza principal del pueblo, en pleno agosto, no muestra muchos turistas como sí sucede en otras regiones francesas:

Monflanquin

Mientras conducía hacia Monflanquin es notable como se destacan este tipo de pueblos en el paisaje, asomando entre las ondulaciones como un maravilloso poblado de postal sobre una colina. Monflanquin es todo una reliquia por completo: sus calles empedradas están custodiadas por casas que no disimulan sus años. Y todo en el pueblo (hasta las tiendas) parecen cosa del pasado, algo que se explica por el hecho de que este pueblo pierde población desde hace al menos dos siglos (aunque en los últimos años se ha estabilizado). Como tantos puntos franceses, hoy viven mayormente del turismo que llega de una forma moderada a este lugar.

En mi caso, este tipo de poblados son una oportunidad para conectar con la región y el perfil más auténtico de la vieja Francia, una oportunidad que recomiendo no desperdiciar.

Muy cerca de aquí se encuentra otro pueblo entre los más bellos de Francia que tiene una reseña en el blog: la Bastida de Monpazier.

(*) Las imágenes pertenecen a Matías Callone (bajo licencia Creative Commons)

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio de tus billetes de avión con estos simples trucos)

4. Envía tu consulta viajera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *