La desconocida ciudad francesa de palacios y castillos que es un mirador al Pirineo

Hay una ciudad francesa que no se conoce demasiado más allá del Pirineo. Un casco urbano junto a un imponente castillo que es un resabio de la belle epoque. Una ciudad llamada Pau, que tiene mucho por ofrecer. En este post te contaré que ver en Pau, además de sus paseos y algunas actividades que hacer.

Que ver en Pau

¿Por qué visitar Pau?

Sin quererlo casi en uno de mis viajes, pude conocer Pau de forma no planificada. Fue una escala en mi camino a una nueva experiencia de house sitting. Y en esa pausa en Pau, me descubro a mi mismo que se trata de una joya en el suroeste de Francia, una ciudad tranquila, y no muy grande, que irradia historia, elegancia y encanto en su impresionante entorno natural. Situada en la región de Nueva Aquitania, Pau es conocida por su papel en la Belle Époque y sus espectaculares vistas a los Pirineos. Disfrutar de ello, es precisamente una de las principales atracciones que ver en Pau.

Pau y la elegancia de la Belle Époque.

Pau es un lugar donde el pasado y la elegancia se funden en perfecta armonía. Durante la Belle Époque, la ciudad se convirtió en el lugar de moda para la alta sociedad francesa y europea que escapaba de los veranos más tórridos del sur. En esa época, se construyeron majestuosos edificios, amplios bulevares y espléndidos parques que están muy bien conservados y hoy son testigos de esta época dorada. Pasear por las calles adoquinadas del centro histórico es una caminata breve, pero que te maravilla por la arquitectura de la Belle Époque, con fachadas decoradas y detalles refinados.

En esta foto pueden ver el Bulevar del Pirineo, uno de los atractivos principales que ver en Pau:

Cómo llegar a Pau.

Desde París y en tren: Puedes tomar un tren de alta velocidad (TGV) desde la estación Gare Montparnasse en París hasta la estación de tren de Pau. El viaje en tren dura aproximadamente 4-5 horas. Desde otras ciudades de Francia lo mejor será consultar el sistema ferroviario nacional (SNCF) para encontrar rutas y horarios de tren que te lleven a Pau. Es usual que en un viaje en tren por Francia, tengas que hacer conexiones en estaciones principales, lo que suele hacer algo más largo el viaje. En el blog hice un post específico sobre como moverse por Francia.

En Transporte Público (Autobús):

El transporte público en Francia, incluyendo los autobuses, es gestionado por diferentes compañías regionales. Puedes verificar las opciones de autobús disponibles desde tu ubicación específica utilizando sitios web de compañías como «FlixBus» u otras que abarcan gran parte del territorio.

Recomendados donde alojarse en Pau

Primero les recomiendo este apartamento a una muy buena ecuación de precio, calidad y ubicación. Cuenta con un dormitorio. Y es apto para hasta 3 personas.

Si buscan un hotel, les recomiendo consulten precios en el Quality Hotel Pau Centre Bosquet, uno de los que tiene mejor puntuación y ubicación a solo 500 metros del centro de la ciudad.

El Castillo de Pau

El Château de Pau es el principal atractivo que ver en Pau, situado en el corazón de la ciudad, es por supuesto muy anterior a la Belle Epoque. Este majestuoso castillo fue el lugar de nacimiento del rey Enrique IV de Francia y ha sido cuidadosamente restaurado para mostrar su esplendor original, por lo que es una visita obligada (hay que pagar una entrada para visitarlo). En la visita se exploran las lujosas salas de época, los muebles antiguos, y también se puede disfrutar de los impresionantes jardines que rodean el castillo y que son de acceso público.

Castillo que ver en Pau
Jardines de Pau

Que ver en una visita al castillo.

Sobre todo apreciar su arquitectura y jardines. El castillo es una obra maestra de la arquitectura medieval y renacentista. Destaca por su impresionante fachada de ladrillo y piedra, así como por su posición estratégica junto al río. Los jardines que rodean el castillo son igualmente hermosos y ofrecen un lugar encantador para pasear y disfrutar de la naturaleza. En su interior funciona el Museo Nacional del Castillo de Pau donde se exhibe una amplia colección de arte, historia y objetos relacionados con la historia de Francia y, en particular, con Enrique IV, quien nació en este castillo. Puedes ver pinturas, muebles antiguos, tapices y otros objetos históricos que te transportarán a diferentes épocas de la historia francesa.

Una de las principales atracciones del castillo es la habitación donde nació el rey Enrique IV en 1553. La habitación ha sido restaurada y decorada con muebles de la época, lo que te permite hacer un viaje en el tiempo a la Francia renacentista. También se organizan exposiciones temporales a lo largo del año que pueden variar en temática. Estas exposiciones pueden centrarse en diferentes aspectos de la historia francesa, el arte o la cultura regional. Es recomendable consultar el sitio web oficial del castillo.

Vistas a los Pirineos.

Una de las características más distintivas de Pau es su ubicación privilegiada con vistas panorámicas a los Pirineos. Desde varios puntos de la ciudad, se puede disfrutar de vistas espectaculares de estas majestuosas montañas (aunque debo confesar que en mi caso, fue más bien un imaginarlas porque me tocaron días nublados y de poca visibilidad.

El Bulevar de los Pirineos es uno de los paseos más bonitos, una especie de enorme «balcón» de varios cientos de metro bordeado de palmeras y muchos edificios elegantes, el lugar perfecto para contemplar esta vista impresionante mientras te relajas en un café al aire libre.

Que ver en Pau Bulevard del Pirineo

El funicular de Pau

El es una atracción turística que combina la comodidad del transporte (aunque es un tramo muy breve) con vistas espectaculares a los majestuosos Pirineos. El funicular de Pau conecta la estación de tren, ubicada en el valle, con el pintoresco Bulevar des Pyrénées, que se encuentra en lo alto de una colina. Esta ubicación estratégica permite a los visitantes disfrutar de una transición panorámica desde la estación de tren hasta una de las avenidas más emblemáticas de la ciudad.

Es una forma preciosa de subir a la ciudad si llegamos en el tren. Y sobre todo evitar esa gran subida si la hacemos caminando.

Funicular de Pau

Una de las características más destacadas del funicular de Pau son las vistas panorámicas que ofrece a medida que asciende por la colina. Desde las cabinas, los pasajeros pueden disfrutar de impresionantes panorámicas de los Pirineos, que se extienden majestuosos en el horizonte, creando un telón de fondo impresionante. Imagino que este escenario cambia con las estaciones, desde los verdes campos de primavera hasta el manto blanco de nieve en invierno sobre las montañas. En mi caso hice la visita en verano, por lo que por supuesto la nieve quedará para otra ocasión.

que ver en Pau

Camina el Bulevar des Pyrénées

Una vez que llegues al Bulevar des Pyrénées, te encontrarás en la avenida elegante y arbolada que se extiende a lo largo del borde de la colina. Ideal para pasear y disfrutar de la arquitectura, recomiendo hacer caminatas en las distintas horas del días, y especialmente al atardecer. Numerosos cafés y restaurantes a lo largo del bulevar ofrecen la oportunidad de relajarte y degustar la deliciosa gastronomía local mientras continúas disfrutando siempre de las impresionantes vistas.

El bello Parque Beaumont.

Sin duda entre lo que ver en Pau, está el Parque Beaumont. Una vez que sigues caminando por el bulevar de los Pirineos, vas a llegar hasta el Parque Beaumont, que es otro rincón encantador de Pau que te transportará a la Belle Époque. Este parque fue diseñado para reflejar la elegancia y el esplendor de la época, con senderos arbolados, estanques serenos y esculturas decorativas. En los senderos hay algunas placas con fotos e información que evoca ese pasado. Es un lugar ideal para un tranquilo paseo o un picnic con vistas a los Pirineos.

Gastronomía y cultura

Pau no solo es un destino visualmente deslumbrante, sino que también ofrece una experiencia culinaria francesa muy interesante. Los restaurantes locales te invitan a degustar platos deliciosos de la región de Béarn, como el foie gras, el cordero y los quesos. Además, la ciudad, como tantos destinos turísticos franceses, alberga festivales culturales a lo largo del año, desde conciertos de música clásica hasta eventos de arte contemporáneo. Especialmente durante el verano. Por cierto te recomiendo consultar este pase para degustar productos gastronómicos de Pau.

Para finalizar, dejo algunas fotos extra de mis paseos por Pau:

Castillo de Pau

Y por cierto, además de contar que ver en Pau, en el blog hay una sugerencia de ruta para hacer por parte del Pirineo Francés en la zona de Andorra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *