Share on Pinterest

Entrar en otro mundo, permitirle a la imaginación un viaje en el tiempo, caminar por una ciudad mitad en ruinas, mitad restaurada, pero sentirse en un sitio único entre sus paredes de adobe y tonalidades que van del marrón al naranja. Y por si fuera poco, en un sitio literalmente de película (Lawrence de Arabia, o más recientemente películas como Gladiador, o Babel, tuvieron sus etapas de rodaje aquí).

Ait-Ben-Hadu

Marruecos es una colección de lugares increíbles que visitar, y entre ellos imposible no incluir esta pequeña ciudad ya mítica, algo apartada de la ruta principal que va de Marrakech hasta Ouarzazate.

Se trata de Ait-Ben-Haddou, una ciudad histórica fortificada construida con un material mezcla de adobe y paja en la ladera de una elevación, en donde es posible observar una serie de palacios también fortificados (que se conocen como ksar o Kasbah).

ait-ben-haddou-marruecos-6

Este año y hace apenas unos días pude terminar de explorar una lista de lugares increíbles en Marruecos. Entre ellos ya puedes ver en el blog las fotos y visitas a una ciudad azul (Chefchaouen),  la Garganta del Todrá y su oasis, la razón por la que debes visitar una ciudad increíble como lo es Fez, o la experiencia de quedarse a dormir una noche en el desierto en las dunas de Erg Chebbi.

Todo fue parte de un itinerario por libre punto a punto que incluía la maravilla que toca en este post. Un sitio literalmente de película, que ha sido utilizada en numerosas ocasiones como escenografía de rodaje (incluyendo superproducciones como Gladiador).

Ait-Ben-Hadu

De todo ese viaje (de 20 días), recuerdo el impacto que me produjo ver las construcciones de adobe con ciudades completas de barro. Comienzan a aparecer cuando viajas hacia el centro-sur del país y te acercas al desierto y los paisajes áridos. Entre oasis grandes y pequeños espaciados en kilómetros de aridez, comienzan a asomar palacios y ciudades completas de barro (la mayoría en ruinas) conocidas como Kasbahs.

Pero ninguno de los kasbah vistos en las etapas previas del viaje fueron tan bonitos y bien conservados como Ait-Ben-Haddou:

Ait-Ben-Hadu

Ait-Ben-Hadu

Aún con sus partes ruinosas, no deja de ser un sitio fascinante. Esta toma refleja un ángulo muy parecido al que aparece en películas como Gladiador:

Ait-Ben-Hadu

Aunque hay pobladores locales viviendo en el Ksar, también hay guías de turismo que caminan con las vestimentas tradicionales:

Ait-Ben-Hadu

Ait-Ben-Hadu (o Haddou) es uno de los Ksar más famosos e impactantes que ver en Marruecos (otro también muy bonito y conserado es el Ksar Taourirt que está dentro de la ciudad de Ouarzazate). Un sitio ubicado en un paisaje árido y montañoso con un tipo de arquitectura de estilo bereber (siempre en adobe) que se parece a una colección de castillos de arena encerrados entre una muralla:

Ait-Ben-Hadu

La ciudad de adobe se encuentra de un lado del río Ounila que atraviesa el poblado, y allí aún viven unos pocos pobladores y familias. De hecho, si caminas allí y tienes la suerte de estar en temporada de pocos turistas, por momentos te sentirás en otro mundo:

Ait-Ben-Hadu

Hacia el otro lado está la ciudad moderna, la de los pobladores actuales que viven principalmente de la mano del turismo, los hoteles, restaurantes, artesanos, vendedores y los cazadores de turistas. El pueblo moderno aún es pequeño (afortunadamente). Del otro lado la fortificación y sus palacios permanecen inalterados sin ningún tipo de intervención (más allá de las restauraciones), una escenografía que parece preparada para iniciar cualquier rodaje de película.

En la siguiente imagen se puede ver el río, y a ambos márgenes las “dos ciudades”, la moderna con sus servicios al turistas, y la antigua, como una colección de castillos de arena:

Ait-Ben-Hadu

Ait-Ben-Hadu

Las siguientes dos imágenes son en la parte moderna y para el turismo, donde hay réplicas de construcciones de adobe, y calles empedradas y polvorientas llenas de tiendas y vendedores que suelen ponerse insistentes, sobre todo si nos ven con intenciones de comprar algo:

Ait-Ben-Hadu

Los vendedores invitan incluso a pasar a sus tiendas a los turistas que pasan en camello:

Ait-Ben-Hadu

Ait-Ben-Hadu

Pasar al Ksar es una tarea fácil, solo hay que cruzar caminando el río (normalmente tiene tan poca agua que es apenas un charco), y si el nivel de agua está alto, se puede cruzar por un puente. Al llegar a las puertas del Ksar o la ciudad antigua fortificada, suelen cobrar un ingreso de unos 10 Dirham (1 euro).

ait-ben-haddou-marruecos-14

Una vez te internas en la parte antigua, encuentras auténticas reliquias teñidas por el polvo rojizo del lugar, incluyendo las puertas:

Ait-Ben-Hadu

Otro detalles curioso son las cerraduras en las puertas. En una zona tan árida, y a falta de metal las cerraduras de las casas y fortalezas se hacían en madera con unos ingeniosos sistemas. Muchas de estas cerraduras las venden como suvenir para turistas, aunque cuidado, nos dirán que son auténticas y originales, pero muchas veces no lo son:

Ait-Ben-Hadu

Más detalles y productos en venta en la parte antigua:

Ait-Ben-Hadu

Ait-Ben-Hadu

Ait-Ben-Hadu

Más allá de los vendedores insistentes, hay momentos que son de uno y se quedan de recuerdo, como al sentarse en el lecho del río a contemplar el paisaje. Por cierto, si quieren seguir mis viajes por lugares increíbles que luego publico en el blog, puedes seguirme en mi cuenta en Instagram.

Ait-Ben-Hadu

Como se visita Ait-Ben-Haddou: llegar requiere de utilizar transporte privado, o público únicamente en autobuses que nos dejarán sobre el acceso al pueblo en la ruta que va de Marrakech a Uarzazate (casi llegando a la ciudad de Uarzazate). La mayoría de quienes visitan el ksar lo hacen en tours privados que se dirigen al desierto y a Erg Chebbi, ya sea de agencia y en grupos, o contratados por familias. De este modo, o hacen una visita breve de un día al lugar, o hacen una noche de descanso antes de llegar al desierto. Si queremos hacerlo por libre, hay compañías de buses que funcionan muy bien, y que nos pueden dejar en el acceso para proseguir el último tramo (unos 10 kilómetros) en taxi. De hecho hay siempre taxis esperando a los turistas en el acceso a la ciudad.

Recomendaciones finales: Ait-Ben Haddou es un pueblo pequeño, para conocerlo no se requiere más que un día y una noche. Sin embargo es un buen punto para hacer un descanso. Hay numerosos hoteles, y algunos cuentan con piscina. Pero en general, es un sitio tranquilo donde hacer una buena pausa si lo deseamos. El pueblo cuenta en su parte moderna (y rústica, que también es parte del encanto del lugar) con restaurantes, puestos de ventas de artesanías. En cambio, no hay cajero para extraer dinero ni bancos (el más cercano está a unos 30 minutos en la ciudad de Ouarzazate, por lo que es importante llevar efectivo para los gastos en el lugar).

Ait Ben Hadu se encuentra en la provincia de Uarzazate, y fue declarado un conjunto Patrimonio de la Humanidad. Aquí puedes ver en el mapa su ubicación:

Todas las imágenes pertenecen al autor del post, y las puedes compartir bajo licencia Creative Commons (citando al autor, y enlazando al post y al álbum de imágenes original sobre Marruecos en Flickr)

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio de tus billetes de avión con estos simples trucos)

4. Envía tu consulta viajera

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *