5 paseos impensados en La Plata

En ocasión del primer blogtrip argentino al que fuimos invitados por la gente de LaPlataGo y el Hostel Frankville, encontramos en La Plata, la ciudad capital de la provincia de Buenos Aires, un destino que todo viajero debe conocer.

Matias Callone

La agenda que tuvimos en el #blogtripLP fue muy nutrida y gracias a ello tuvimos un buen pantallazo de todas las opciones de entretenimiento y esparcimiento que La Plata tiene para el turismo. Ha sido mucho lo que nos trajimos y en esta entrada les proponemos 5 paseos impensados en La Plata, porque cuando decides salirte del esquema, es cuando encuentras lo más interesante de cada lugar.

Matias Callone

1. Una perla de la arquitectura moderna

Matias Callone

Eso es la Casa Curutchet. Tal vez no esperes, mientras paseas por La Plata, encontrarte con la única obra hecha por el renombrado arquitecto Le Corbusier en toda Sudamérica. Pero esta ciudad siempre te sorprenderá.

Matias Callone

Se encuentra en Boulevard 53 Nº 320, entre 1 y 2 y si pasas por allí, no debe extrañarte ver siempre a algún turista curioso apreciando los detalles de esta vivienda unifamiliar.

Advertisements
Alguiler de coche + descuentos 2024 >> Desde el blog 101 Lugares increíbles ya gestionamos más de 1000 reservas. Encuentra hasta 15% de descuento con este comparador de coches de alquiler entre las mejores agencias:

Son miles las personas que la visitan al año, hasta algunos llegan a La Plata exclusivamente para ver este edificio ideado por Le Corbusier a la distancia. Porque aunque resulte increíble, el arquitecto nunca vio in situ el lote donde se construiría la Casa Curutchet.

Actualmente, allí funciona el Colegio de Arquitectos y durante los días hábiles pueden realizarse visitas guiadas. Su valor histórico la convirtió en Monumento Histórico Nacional en 1987 y puede convertirla en Patrimonio Mundial de Bienes Culturales y Naturales de  la UNESCO.

2. Berisso, un vecino con historia

Matias Callone

Un paseo impensado que está a apenas minutos de viaje de La Plata y que encierra la mística de años pasados, cuando Berisso supo ser el segundo puerto en importancia y la vida portuaria marcaba el ritmo y empujaba hacia delante, en un devenir que parecía que jamás tocaría su techo.

Su calle Nueva York se sabía cosmopolita y por sus adoquines lo único que se sentía era el ajetreo de inmigrantes tocando suelo americano, con sus sueños de un mundo mejor a cuestas, con sus cantinelas babilónicas y con gentes autóctonas fundiéndose en el paisaje de un Berisso próspero que nada tenía que envidiarle a los porteños y su obelisco. De fondo, los barcos entrando y saliendo en una danza sin pausa.

Esas son las añoranzas de este vecino con historia, con mucha historia, que está empezando a quitarse la modorra de años que lo mantuvieron en el sopor y que valora su pasado pero con la frente en alto para encarar el futuro.  Todo eso aún se respira al visitarla y hacen al Berisso que los viajeros descubren y que jamás podrían olvidar.

3. Viñedos de la Costa

Matias Callone

Todo viajero sabe que si hay algo que nunca hay que perder estando por el mundo, es la capacidad de asombro. Lo digo porque si de Berisso se trata, aún guarda un tesoro más por ser descubierto.

Se trata del paseo por los viñedos que se encuentran a escasos kilómetros del Rio de la Plata, en una zona que hasta hace muy poco era inundable, pero que aún así los inmigrantes europeos supieron aprovechar para hacer brotar vides nobles.

Matias Callone

Estos lotes guardan sus historias, de gente de trabajo que conoció el esplendor y también los años duros en que el título de productor nacional les fue sacado por Cuyo, guardan en secreto recetas familiares que cruzaron un océano perseguidas por la guerra, guardan el amor por su cultivo. Todo eso se abre para los turistas gracias a los tours enológicos que organiza Vinos de la Costa y que nos permite espiar este costado impensado de Berisso.

4. La Plata a cielo abierto

Matias Callone

En Argentina empieza la época ideal para sentarse por unos mates al sol (aunque en verdad, ¿existe alguna época que no lo sea?). En La Plata, si eres indeciso, esto no será tarea fácil. Son tantas las plazas y parques entre los cuales elegir, que no podrás decidirte.

Si hay un adjetivo que le sienta bien a la ciudad de las diagonales es el de ser muy verde. Una plaza cada seis cuadras, una decisión caprichosa de los fundadores (ver más en Huellas y Mitos..) que pergeñaron la trama sublime de esta bella ciudad.

Si eres de los que disfrutan del aire libre, aquí tendrás hectáreas para recorrer en el Bosque, en plazas como Moreno, la principal, o la Islas Malvinas y tantas decenas más. Si puedes, investiga las historias que se esconden detrás de ellas, y no dejes de sorprenderte.

5. Cultura al rojo vivo

Matias Callone

Consejo: no vayas a La Plata sin chequear antes todas las actividades que puede haber. La mejor manera de no perderte nada es consultar con LaPlataGo.

Matias Callone

Por ejemplo, durante el blogtripLP coincidieron un mismo fin de semana dos fiestas populares: la segunda edición de la del Alcaucil y la multitudinaria del Inmigrante en Berisso, además hubo una convención nacional de tatuadores. A la semana siguiente, se festejaba la Fiesta de la Cerveza y la semana anterior había habido un festival de cine, y así son siempre muchos los eventos entre los cuales elegir.

Con lo cual, más allá de los atractivos que no debes perderte, la vida cultural platense siempre llenará tu jornada de actividades sumamente originales, enriquecedoras y, cómo no, gratuitas.

Por todo lo dicho, La Plata tiene mucho para cautivarte. ¿Qué dices? ¿Te animas a vivir todos los paseos impensados que ofrece?

2 comentarios de “5 paseos impensados en La Plata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *