¿Por qué varias ciudades del norte de Europa están borrando a los coches del mapa?

Cuando viajé hace unos dos años a Helsinki, la capital de Finlandia, como en cada ciudad a la que llego, lo primero que quise hacer es caminar por el centro de la ciudad. Y una de las primeras observaciones recorriendo su zona más neurálgica fue descubrir que era una ciudad de calles «vacías». Y no es que no hubiera gente, sino lo contrario (aunque no es una ciudad tan grande como otras capitales europeas). Lo que estaban faltando eran los coches. Las calles y avenidas estaban despojadas, y curiosamente, lo que parecía sobrar era espacio. Una ciudad de calles peatonales, pero también avenidas enormes donde apenas pasaban bicicletas, y unos poquísimos vehículos.

bici-amigables-ciudades

Oleg Kuznetsov (las «desoladas» calles de Helsinki casi libres de coches)

Algo notable está sucediendo  en muchas ciudades que están borrando a los coches de sus calles y zonas más importantes. En Vauban, un barrio vanguardista de Friburgo, el coche está ausente ya que fue diseñado como un distrito sostenible donde el protagonista es la bicicleta (el 70% de los residentes renunciaron a poseer vehículos privados). En Oslo, la capital Noruega los coches están desapareciendo también del mapa. Oslo planea prohibir los coches para 2019 en su zona céntrica y el cambio gradual ya ha comenzado. En Ghent, Bélgica, todo el corazón de la ciudad está libre de coches, y el mínimo vehículo motorizado que se permite (taxis y transporte público) solo puede circular sin exceder los 5 kilómetros por hora, casi a paso de hombre. En Strøget, una zona peatonal de Copenague, existen enormes áreas comerciales libres de coches (la zona peatonal de tiendas más grande de Europa). Incluso en Estados Unidos, un país donde el transporte está hecho a la medida de los coches, hay ejemplos a pequeña escala de zonas que funcionan libres de coches como la isla Mackinac, en el lago Huron (en la práctica, una isla turística y urbanizada sin pensar en los coches, que brillan por su ausencia).

Y no sólo se aplica en capitales más pequeñas, o en pequeños poblados. En ciudades como Hamburgo la idea en ejecución que siempre prevalece es la de una ciudad sin coches, más eficiente y basada en otro modo de vida, en resumen, una ciudad más humana con un proyecto gradual que ya se está implementando.

Es curioso que el concepto tan innovador de una ciudad sin coches no tenga nada de novedoso en ciudades que ya llevan siglos sin contar con ellos como Venecia o Fez (y todo ha seguido funcionando sin coches). De hecho, es el modelo que se quiere aplicar en tantas ciudades: uno puede acercarse a la periferia de la ciudad, aparcar el coche en grandes estacionamientos, y seguir camino en sistemas de transporte público, incluyendo el tren (tal como hoy sucede en Venecia). Sin embargo, hay ciudades en el que el uso de la bicicleta ya está tan extendido que no habría que hacer cambios tan drásticos con el automóvil, como en Ámsterdam.

Oh my Gosh, where is my bike ?  Cycle Shed Amsterdam Central Station.

martin alberts

Bikes of Amsterdam

Simon Mccabe

Amsterdam on Bike

Ayush Bhandari

Advertisements
Tips para alquilar coche en 2022 >> Desde el blog ya gestionamos más de 1000 reservas de coche de alquiler. De ser posible, anticípate ya que por reactivación post pandemia algunas agencias de alquiler de coche tienen mucha demanda, pero la disponibilidad de coches algo limitada. Selecciona búsquedas preferentemente desde el aeropuerto de las ciudades para encontrar mejores precios y variedad. Encuentra hasta 15% de descuento con este comparador de coches de alquiler entre las mejores agencias:

Amsterdam Bikes

Raphaël Dupertuis

Amsterdam

Dariusz Ceglarski

(En Ámsterdam el uso de la bicicleta alcanza  al 50% de la población)

El comienzo del cambio sucede siempre con un primer paso: la peatonalización de los cascos históricos, algo que ya se ha experimentado en ciudades tan distantes como Helsinki o Buenos Aires. El proyecto de ciudad sin coches es bastante más ambicioso y complejo, y se extiende bajo el movimiento Car Free Cities, una tendencia que de aplicarse, reduce la dependencia del petróleo, la emisión de gases que terminan «ahogando» el espacio urbano, y claro, volviendo a las ciudades más silenciosas, tan silenciosas como aquella ciudad de Helsinki que pude caminar un tanto desconcertado o desacostumbrado.

Viaja seguro y con descuento para nuestros lectores 

>> cotiza tu seguro de viaje IATI con 5% de descuento desde aquí

Masdar City

Greg Searle (el proyecto de Masdar City)

Incluso, hay proyectos aún más ambiciosos, como el diseño de nuevas ciudades que desde el vamos están pensadas como «libres de coches». Masdar es una ciudad ecológica en desarrollo en el Emirato de Abu Dabi que tampoco va a contar con los coches como protagonistas del transporte. De hecho se planea que sea la primera ciudad 100% ecológica del planeta (sin emisiones de carbono y sin residuos). Y este proyecto no es el único, ya que en China hay otro proyecto similar en desarrollo (la ecociudad llamada Dongtan).

Tal vez anunciar que el fin del coche como protagonista de nuestras ciudades esté a la vuelta de la esquina sea apresurado. Pero está claro que hay cada vez más ciudades que están cambiando el ruido de motores contaminantes por calles peatonales y carriles para bicicletas, y ninguna ha dejado por ello de funcionar, o de ser menos accesible, sino todo lo contrario. Incluso, como viajero o turista, no he tardado en amar estas ciudades silenciosas allí donde las encuentre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.