Si buscaras encontrar la Suiza pintoresca, con pueblos entre montañas apenas intervenidos, y paisajes idílicos, deberías tomar nota seriamente del valle de Verzasca.

En este rincón del cantón suizo de Tesino es posible encontrar pueblos junto a ríos cristalinos como Lavertezzo (por cierto el río Verzasca que da nombre al valle es uno de los más cristalinos del mundo), y por supuesto, otro pueblo “de cuento como el que protagoniza este post: Sonogno.