20 consejos para el Camino de Santiago (basados en mi experiencia)

En este post les voy a desplegar según mi experiencia, muchos de los consejos para el Camino de Santiago que creo pueden ayudar a tomar la decisión de hacer esta aventura. O al menos facilitar tomarla resolviendo muchas de las dudas esenciales.

Para empezar, quiero contar que finalmente tengo mi Compostela :). La obtuve en mi tercer experiencia en el camino Portugués. Mi primer experiencia fue cuando hice etapas de la Via Podiensis (el Camino por Francia más conocido), luego en el mismo año hice etapas del Camino Primitivo (por Asturias) y finalmente hice parte del Camino Portugués empezando desde Ponte de Lima (pandemia mediante). La tercera fue la vencida, ya que obtuve mi Compostela, y no solo eso, hice 250 kilómetros en total (por una variante del llamado Camino Espiritual que desvía poco después de pasar Pontevedra. Para no ser menos, luego de llegar a Santiago de Compostela, hice el epílogo hasta Fisterra y Muxía.

Consejos para el Camino de Santiago

De todas estas experiencias extraje algo de «sabiduría peregrina» que voy a volcar en esta serie de consejos para el Camino de Santiago. Son todas recomendaciones que considero, pueden ser de ayuda si estás pensando en hacerlo en algunas de sus variantes y etapas. Todos son consejos generales que creo aplican a cualquiera de las etapas y caminos que programes.

No te abrumes leyendo guías extensas con mil consejos previos

Ni te abrumes con relatos de gente que hizo el camino y cuenta solo sobre inconvenientes o cansancio, etc. En mi caso, leer sobre estas cuestiones, o sobre consejos para el Camino de Santiago sobre aspectos supuestamente «negativos» (como el cansancio, o desgaste físico), solo me frenaba a la hora de decidirme a empezar algún tramo. Por eso es que no voy a hacer un listado enorme de recomendaciones que nos abrumen, y hasta nos hagan desistir de avanzar con la idea.

Lo cierto es que una vez pude dejar a un lado todas esas preocupaciones, fue más fácil tomar la decisión de hacerlo y ver que los preparativos no eran para tanto. De ese modo pude probar por primera vez la experiencia de hacer el Camino de Santiago. Y todo lo que vino después fue repetir una y otra vez distintos tramos.

Consejos y experiencia en el Camino de Santiago

No te preocupes por tu edad

Si algo llamaba la atención a medida que avanzaba mis primeros días en el camino por la Vía Podiensis (en mi caso), es que la edad promedio de quienes realizaban etapas superaba los 60 años. He cruzado peregrinos solitarios con una edad que podría estimar entre los 70 a 80 años. De ningún modo la edad es una razón para desistir a hacer el camino, o algunas etapas. En el camino encontrarás gente de cualquier edad con un mínimo de estado físico, o ni tanto. Porque cada persona puede hacer el camino al ritmo que su cuerpo le permite. Y eso es todo y está perfecto que sea así. Aunque lo voy a contar más abajo, siempre puedes completar etapas parciales (porque hay hoteles cada pocos kilómetros). Y de ese modo hacer que las etapas más largas no sean tan agotadoras o extensas.

No te preocupes por pensar que no vas a poder, o que terminarás agotado cada día.

Las etapas promedian entre 15 y 30 kilómetros diarios. Pero estas etapas que figuran en guías son solo sugerencias. En promedio, hay alojamiento cada 5 kilómetros en algunos tramos del Camino. En otros tramos solitarios puede que pasen como mucho 12 kilómetros sin un pueblo, o sin un albergue. Eso quiere decir que podemos planificar y regular nuestras etapas según nuestro ánimo y estado diario. Si queremos hacer solo seis kilómetros porque estamos cansados, también se puede. Incluso programar dos noches de alojamiento seguidas en el mismo punto para descansar.

Consejos para el Camino de Santiago

Creo que uno de los mejores consejos para el Camino de Santiago es que diagrames el camino que te genere más ánimo para emprender esta aventura.

Advertisements
Tips para alquilar coche en 2022 >> Desde el blog ya gestionamos más de 1000 reservas de coche de alquiler. De ser posible, anticípate ya que por reactivación post pandemia algunas agencias de alquiler de coche tienen mucha demanda, pero la disponibilidad de coches algo limitada. Selecciona búsquedas preferentemente desde el aeropuerto de las ciudades para encontrar mejores precios y variedad. Encuentra hasta 15% de descuento con este comparador de coches de alquiler entre las mejores agencias:

No creas que necesitas un estado físico increíble

Lo esencial que se necesita para empezar el camino es un estado físico mínimamente razonable. No es necesario un estado atlético. No es necesario tampoco un gran entrenamiento previo. Por supuesto, hay que tener un mínimo estado físico. Es recomendable hacer 15 días antes del camino (por ejemplo un fin de semana) dos caminatas, una sábado y otra domingo, de unos 15 kilómetros cada una para ver como responde nuestro cuerpo. Al fin de semana siguiente repetir nuevamente. Es una forma de preparar nuestros pies, medir como responde nuestro cuerpo, etc.

Camino de Santiago

Ni siquiera imaginen que en el camino cruzarás siempre personas en un estado atlético. Un estado físico mínimo es una parte de lo que necesitas para el camino. La otra parte es la voluntad, tenacidad, y las ganas de disfrutar aunque eso requiera un esfuerzo diario. 

Anímate a dormir en albergues y comparte la vida del peregrino

Se que muchos no están dispuestos a compartir habitaciones en albergues con 4, 5 o 20 camas. Los albergues no solo son un alojamiento económico. Los albergues son sitios tranquilos, donde hay un ambiente respetuoso y cordial con un alma de comunidad. Tienen un costo que promedia los 10 euros si son albergues municipales, o 15 euros si son privados. Es parte de la experiencia del Camino convivir y conectar con peregrinos, hacer amistades temporales o duraderas. Si no estamos dispuestos a utilizar albergues y habitaciones compartidas, igualmente siempre habrá hoteles con habitaciones privadas (desde 50 euros en adelante para dos personas).

En la foto pueden ver un albergue que funcionaba en un antiguo monasterio en la ciudad de Tui en Galicia (Camino Portugués).

Viaja seguro y con descuento para nuestros lectores 

>> cotiza tu seguro de viaje IATI con 5% de descuento desde aquí

Camino de Santiago

Y si este es uno de los consejos para el Camino de Santiago que menos te motiva, pues nada, no te abrumes con ello. Si puedes permitírtelo, no serás ni el primero ni el último que realiza el camino utilizando hoteles tradicionales. Lo importante siempre será vivir la experiencia.

No pienses que es un viaje caro, sino todo lo contrario

El costo para hacer experiencias como el Camino de Santiago lo podemos adaptar a cualquier presupuesto. Incluso a los más ajustados. Los albergues, en su mayoría tienen la opción de compartir habitaciones por lo que suelen ser muy económicos (entre 10 a 15 euros, algunos albergues incluso incluyen la cena, otros son por donativo). En el camino también hay restaurantes con menú para peregrinos de dos platos, bebida y postre. El precio también varía según la zona. Por ejemplo, en mis tramos por Portugal, había menú para peregrinos por 7,50 euros. Ya en Galicia rondaban los 10 a 12 euros. En general, siempre hay opciones asequibles y buenos precios en el Camino.

Encuentra tu ritmo de etapas.

¿Cómo se organizan las etapas?. El Camino se hace en tantas etapas como uno quiera organizar. No hay un ritmo ni un número determinado. Esto es importante decirlo: el ritmo lo organiza uno. Hay una serie de etapas de referencia que las puedes encontrar detalladas en webs como Gronze. No sigas el esquema de etapas más usual a rajatabla solo por cumplir. Terminarás exigiéndote. Y tienes toda la libertad y las opciones para diagramar las etapas a tu ritmo y modo.

No sobrecargues las primeras jornadas con etapas largas

Así como la distancia promedio de etapa caminando es de 25 kilómetros (o 30), en bicicleta el promedio es de unos 80 o 100 kilómetros. Los tiempos para 25 kilómetros caminando son de unas seis horas. Sin embargo para las primeras jornadas, te recomiendo no diagrames etapas muy largas. Es mejor empezar de a poco, hasta que el cuerpo se adapte a la exigencia del camino.

Camino de Santiago

Entiende lo importante del peso de la mochila

El equipaje mínimo es esencial a la hora de planificar el mejor camino, evitar contratiempos, dolores de espaldas, y hasta ampollas. El peso que una carga, influye en todos los aspectos de nuestro cuerpo. La regla dice que no hay que llevar en la mochila más del 10% del peso de nuestro cuerpo. Esto significa que para la mayoría de las personas, el peso debe ser de menos de 8 kilos. Y crean que es posible.

Sobre como armarla les comento en el siguiente punto. Por otro lado, existen empresas que hacen la logística para trasladar nuestra mochila de hotel en hotel (o de albergue en albergue). De ese modo, podremos caminar con una mochila pequeña en la que solo llevar el agua, comida y poco más. De hecho hay empresas que se ocupan de organizarnos hasta las reservas de los albergues, además de los traslados de la mochila. El Correo de España mismo ofrece el servicio de traslados de mochilas en el Camino.

Aprende a armar la mochila del Camino de Santiago con lo mínimo

Es muy poco lo que necesitamos llevar. Y hasta se sorprenderían. La ropa que más utilizaremos son las mudas esenciales: ropa interior, una camiseta o remera a diario, calcetines. Podemos llegar a los albergues después del mediodía y lavar a diario nuestra ropa (a mano o en lavadoras que hay en cada albergue y que funcionan con monedas). Luego con un pantalón de senderismo de esos desmontables, otro pantalón bermuda (si vamos en primavera o verano), un abrigo liviano, una cortavientos impermeable, será suficiente. Además, es recomendable evitar todo lo que llevaríamos «por si las dudas, por si pasa esto o aquello».

En casi cada pueblo mínimamente importante encontraremos farmacias, mercados y minimercados, panaderías, tiendas de ropa, incluso tiendas especializadas para peregrinos. No hay prácticamente nada que no puedas conseguir en el camino. Me gusta decir: «nunca cargues con algo que creas puedas necesitar, si lo puedes conseguir en el camino».

Implementa el método de las tres mudas de ropa (y lleva solo esto)

No hay que olvidar que en el camino estaremos en plena actividad física y es más probable que tengamos calor ya sea con temperaturas de 10 o 15 grados en el día. Esto lo comento para evitar llenarnos de abrigos en la mochila. Ahora en cuanto a la ropa diaria que iremos rotando, yo lo que aplico es el método de «tres mudas de ropa». Es muy simple: me refiero a llevar tres mudas de ropa interior, tres pares de calcetines, tres camisetas, y poco más. Con estas prendas, cada vez que lleguemos al albergue, nos damos la ducha y luego lavamos a mano las mudas y ropa que utilizamos en el día.

Si las etapas se hacen saliendo temprano, al mediodía o poco después estaremos ya en el siguiente albergue. Y siendo verano, tendremos suficientes horas de sol para que se seque. De cualquier modo en los albergues también hay secadoras con monedas.

Camino de Santiago

Lubrica tus pies cada día antes de salir a la etapa

Lo más importante a cuidar son los pies, sobre todo en los primeros días del camino. Me refiero sobre todo a prevenir ampollas. Como decía anteriormente, lo mejor es realizar caminatas previas días antes de empezar el camino. Pero otra buena recomendación es pasar cremas lubricantes o productos que previenen las ampollas. Estos productos los venden en cadenas deportivas, o incluso en alguna farmacia. Una solución casera es también pasarnos vaselina líquida por los pies cada mañana. Las ampolllas en los pies son el principal enemigo del Camino de Santiago, sobre todo si no estamos acostumbrados a hacer senderismo. Pero las puedes y debes prevenir.

No tomes decisiones en momentos de agotamiento.

Nunca es bueno tomar decisiones en los momentos en que estemos agobiados o demasiado cansados. Me refiero a que en un momento de agotamiento, o incluso de capas bajas en el Camino, cansados por el calor, el frío, el viento o la lluvia, quizás vamos a sentir la inclinación por reducir una etapa, hacer un descanso. Mejor espera al día siguiente para tomar decisiones. El cuerpo tras un descanso tiene una capacidad de recuperación y reparación asombrosa. Si te sintieras agobiado o extenuado en algún final de etapa, solo permite al cuerpo y mente descansar. La energía, y hasta nuestro ánimo será otro al comenzar el día. 

Con este consejo, es más probable que llegues a destino 🙂

Consejos para el Camino de Santiago

No planifiques etapas estrictas

No creo sea lo mejor imponerse a uno mismo un plan de etapas con rigor militar. El mejor plan creo que es la flexibilidad. Si cuentan con poco tiempo, no pretendan empezar el camino con un plan de jornadas exigentes. Reduzcan la cantidad de etapas. Lo importante más que imponer un ritmo exigente de etapas, es disfrutar del camino a un ritmo razonable. Y crean que si planificas un duro plan de etapas, es muy probable que dejes de disfrutarlo antes de tiempo. 

No reserves todo de antemano muchos días antes

Hay albergues públicos que cuentan con un cupo mínimo para quienes lleguen sin reserva por orden de llegada, en este caso hay que llegar temprano. Ahora bien, también es posible no reservar y arriesgar incluso en albergues privados. Creo que es recomendable reservar por el hecho de que no está bueno llegar a nuestro final de etapa con todo el cansancio, y encontrarnos con que en varios de estos albergues no hay lugar y tenemos que gastar tiempo en buscar un lugar donde quedarnos. Lo que recomiendo es que no reserves con tantos días de anticipación porque te verás obligado a seguir el esquema del Camino sin poder improvisar o modificar etapas. Reserva, sí, pero uno o dos días antes creo que es suficiente. Aunque este consejo quizás no aplica a los últimos 100 kilómetros del Camino Francés que es demasiado concurrido.

Camino de Santiago

También puede pasar que coincidas en tu recorrido con un grupo grande de peregrinos que van reservando el albergue completo. Si quieres ir a lo seguro en los albergues mejor valorados, lo mejor será reservar. De cualquier modo casi siempre hay alternativas: albergues que están en zonas rurales en partes intermedias de la etapa, etc. Otro de los «riesgos» es que por no encontrar plaza en los albergues más económicos, termines pagando una noche de hotel más caro, o incluso viéndote obligado a extender la etapa hasta el próximo pueblo.

Permítete a tí mismo disfrutar el camino

Este punto quizás parezca una obviedad. Pero no lo es. Muchas veces se prioriza el llegar por sobre disfrutar. El madrugar para conseguir plaza, por encima de disfrutar. El modo en que podrás disfrutar el camino, será siempre encontrando tu ritmo. Sin exigirse de más, generarás las condiciones para que el Camino sea disfrutar y coleccionar gratos recuerdos.

Camino de Santiago

En lo posible escoge una época de media estación.

No olvidemos que en el Camino tarde o temprano nos acercaremos al norte de España. Lo mejor es evitar el invierno, o más extendido, evitar desde fines de noviembre hasta fines de marzo. La rigurosidad del clima puede hacer mucho más duro el camino, sobre todo si son etapas en zonas de montañas más altas, como en el Pirineo o en el Camino Primitivo. De cualquier modo tampoco es que el itinerario sea por el Ártico ni mucho menos.

En la primavera cambiarán sobre todo las temperaturas mínimas. Tendremos más días soleados, y un paisaje más verde. Entre los mejores consejos para el Camino de Santiago y la temporada, escoger las estaciones intermedias será lo ideal no solo por el clima, sino por evitar la masividad (lo que se traduce en hoteles y albergues menos ocupados). Los días pico de verano sería mejor evitarlos por el calor. En picos de calor las temperaturas pueden estar fácilmente por encima de los 30 grados por lo que será mejor madrugar. Las etapas que yo hice en verano y con ola de calor, era normal que muchos peregrinos se despertaran a las 4 de la mañana.

Camino de Santiago

Si no te gustan los senderos muy concurridos, evita el Camino Francés en Agosto

Es que los últimos 100 kilómetros del Camino Francés son una auténtica masividad de peregrinos en los meses picos. Lo mismo siempre puedes optar por etapas menos usuales, eligiendo puntos intermedios para alojarse. De cualquier modo si buscas la tranquilidad del Camino, el Francés en agosto nunca es la mejor alternativa.

Camino de Santiago

*La foto es siguiendo el Camino Portugués casi en la frontera con España.

No te preocupes, la señalización es muy buena .

Según mi experiencia, la señalización hará que no debas necesitar jamás un mapa o GPS. Puede que en algún lugar se presente alguna duda, pero serán pocos sitios. Siempre encontraremos mojones de piedra con el símbolo de la vieira que indica la dirección. En los pueblos la vieira o las flechas amarillas pueden estar en las paredes de las casas, o hasta en el piso. Pero es muy difícil que no sepas hacia donde ir. Eso sí, uno de los consejos para el Camino de Santiago que no debo omitir, es que no te distraigas demasiado tiempo sin prestar atención, algo que suele suceder sobre todo si vamos conversando :).

Camino de Santiago

Descarga una app con mapas del camino y las etapas

Existen apps que te indican vía GPS el Camino. Una de de las más utilizadas es CaminoNinja. . Aunque al momento de hacer mi Camino no tenía todas las variantes disponibles, sí estaban muchas de las esenciales. En la apps podrás geolocalizarte mientras te muestra el mapa del camino que vas realizando.

Por cierto, no es uno de los consejos, pero si viajan para el Camino desde otros países, sí es muy recomendable contratar un seguro.

Entre los consejos para el Camino de Santiago siempre voy a recomendar que cuenten con una cobertura de seguro de salud, más aún en un viaje como este. Si bien el Camino de Santiago no es una aventura de riesgo, sí es una actividad de desgaste, y siempre es mejor ir a cubierto. Una de las compañías que tiene una web con un sistema fácil de contratación de seguro de viaje es Iati, que además dispone de un descuento de 5% para nuestros lectores al contratar el seguro desde este enlace >> Contrata seguro de viaje con 5 % de descuento

Por último, sí estos consejos para el Camino de Santiago te sirvieron para decidirte a proyectar tu aventura, solo me queda decir: ¡Buen Camino! 🙂

4 comentarios de “20 consejos para el Camino de Santiago (basados en mi experiencia)

  1. Sol dice:

    Buenísimos consejos Mati!! Que ganas de hacerlo!! Que tipo de calzado recomendas? Y hay alguna etapa que tenga mas dificultad que otra? Por cual recomendarías empezar por ser la primera vez. Gracias!!

    • Matías Callone dice:

      Hola Sol, gracias por el comentario. Respecto al calzado, las mejores opciones son o bien uno de senderismo (en lo posible impermeable con esos materiales goretex o similares), pero también muchos hacen el camino con un simple calzado de running. Lo importante es que si compras un calzado lo tengas amoldado y usado una par de semanas antes para que el pie ya esté bien adaptado. En cuanto a etapas y dificultad, eso dependerá de cual camino hagas. Yo he hecho el Primitivo por Asturias y solo una etapa es de más exigencia, después los desniveles no suelen ser tan exigentes. En webs como Gronze puedes ver las gráficas de etapas y desniveles. Para empezar por primera vez puedes o bien animarte al Francés, mejor si no es temporada alta. Y sino puedes probar el Inglés que vi unos tramos y pueblos, y es bonito y poco visitado. O Incluso empezar por el del Norte si es verano está muy bien. Un saludo!

  2. Josefa dice:

    me gustaría saber para la primera vez que camino me aconsejas esty intentando hacer en octubre que me parece una fecha espectacular pero quiero mas informacion como o donde me puedo informar ???

    • Matías Callone dice:

      Hola Josefa, en el segundo párrafo de este post menciono mis dos experiencias en el Camino Primitivo (que nace en Oviedo) y el de la Via Podiensis (que es por Francia). Te recomiendo que mires porque también están los enlaces donde cuento con fotos y mi relato y consejos para ambas variantes. Para la primera vez en Octubre incluso puede estar bien el Francés, con menos gente que ahora, y clima agradable con algo de suerte. Espero te sirvan las recomendaciones. Pronto publicaré también mi experiencia por el Portugués. Un saludo y buen camino! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.