Qué ver en Lucca, una de las ciudades más auténticas de Toscana

Quizás te preguntes si vale la pena conocer este destino, o en concreto que ver y hacer en Lucca. Se trata de una de las ciudades más subestimadas de Toscana (por cierto, aquí tienes una post con consejos para organizar tu viaje a Toscana). Quizás por la precisa razón de que sus hermanas mayores son demasiadas y llenas de iconos de talla mundial (Florencia, Pisa, Siena). Sin embargo, creo que nadie se arrepentirá de visitar Lucca.

Razones para visitar Lucca

Su casco antiguo amurallado es uno de los mejor preservados de toda Toscana. Su iglesia (La Iglesia de San Miguél en Foro es una iglesia) es una de los templos más fascinantes de toda la región. Sus murallas son famosas por estar completas desde la época medieval y encerrar toda la ciudad. Lucca propone un viaje fascinante a través de su casco antiguo y su patrimonio.

Lucca

Cómo llegar a Lucca desde Florencia

Una de las formas más prácticas de llegar a Lucca es en tren (el precio puede variar entre 5 y 12 euros y el servicio es operado por TrenItalia). Tanto en tren como en coche desde Florencia el trayecto es de alrededor de una hora. Para ser más exactos, el tren a Lucca desde Florencia sale desde la estación Firenze S.M.N., es directo y tiene una frecuencia de una hora. La estación de tren de arribo es Lucca. Lo mismo es lo que se demora en autobús que tiene varias frecuencias al día, y como opción de transporte es la más barata (los autobuses en Florencia salen desde la estación en la dirección Via Delle Porte Nuove 10).

En total la distancia entre Florencia y Lucca es de unos 75 kilómetros, por lo que tranquilamente se puede hacer una escapada en el día (al igual que se puede hacer un tour por libre visitando en el mismo día Pisa y Lucca).

Qué ver y hacer en Lucca

Camina su casco antiguo.

Lucca es uno de las ciudades mejor conservadas de Toscana, por lo que en mi opinión no hay mejor recomendación entre lo que hay que ver y hacer en Lucca que largarse a caminar por su casco antiguo (sin mucho plan más que dejarse llevar). En tiempos de temporada alta, es una ciudad con mucho turismo, por lo que seguir las masas de gente nos llevará seguro a los sitios esenciales. Sin embargo, siempre recomiendo animarse a ir por esas calles menos concurridas donde muchas veces hay más lugar para el asombro, o para disfrutar del destino de un modo más tranquilo.

«La ciudad de las 100 torres y 100 iglesias»

Lucca es una ciudad de un patrimonio monumental. De no estar algo opacada por sus vecinas Pisa o Florencia, sería un destino bastante más famoso. De cualquier modo, el poderío económico pasado de esta ciudad se puede apreciar en su cantidad de torres e iglesias, característica por lo que es reconocida.

Camina por las murallas.

Antes de ingresar a Lucca seguro atravesarás algunas de las puertas de la muralla. Hay varios parkings en las afueras de las murallas donde podrás dejar el coche (en caso de ir en coche claro). Lucca es famosa por sus murallas intactas que rodean por completo la ciudad. En algunos tramos tienen hasta 12 metros de alto y en todo el trayecto se puede caminar (la extensión total de las murallas es de 4,5 kilómetros). Es un paseo público muy bonito con vistas a la parte antigua, sus torres, iglesias. También puedes rentar una bicicleta para hacer el recorrido.

Conoce la catedral de San Martín de Lucca

Este templo católico está frente a la Plaza San Martin (está dedicada a San Martín de Tours). El edificio es el siglo XI, aunque fue reconstruido a partir del siglo XII con su aspecto definitivo. El interior de la Catedral de San Martín puede considerarse un museo de arte por sus obras de interés, entre las que se incluye obras de Tintoretto o de Jacopo della Quercia. Aunque el objeto más apreciado del interior de la catedral es el antiguo crucifijo de la Santa Faz.

Sube a la torre medieval de Guinigi

La Torre de Guinigi es uno de los monumentos más famosos de Lucca. Tiene 44 metros de alto y es del año 1390 (como parte del palacio que pertenecía a la familia Guinigi). Era costumbre de esa época que las familias más acaudaladas construyan torres en sus palacios, algo que se puede apreciar muy bien en pueblos de Toscana como San Gimignano. La torre de Guimigi es muy famosa y singular por el jardín que tiene en lo más alto, y está abierta a los visitantes. Es también un buen mirador a Lucca.

Exactamente esta es la vista desde la torre (las ramas son de los árboles que asoman en el jardín en altura de la torre).

Lucca

Otra torre que se puede visitar es la Torre de las Horas (Torre delle ore) que está en la vía Fillolungo. Para ambas hay que pagar una módica entrada.

Visita la Plaza del Anfiteatro.

Es la única plaza antigua con forma ovalada en Italia (y tal vez Europa), ya que en su interior existía un antiguo anfiteatro romano de casi dos mil años. Ese anfiteatro fue modificado para convertirlo en viviendas, por lo que la forma de la plaza interior es muy singular: es la «arena» del antiguo «coliseo» de Lucca. Se puede acceder a esta plaza, que es toda una postal de Lucca. Allí hay restaurantes, cafés, y tiendas. Además funciona un vistoso mercado.

Viaja seguro y con descuento para nuestros lectores 

>> cotiza tu seguro de viaje IATI con 5% de descuento desde aquí

que ver y hacer en Lucca
Imágenes * Matías Callone

Lucca

Aprecia la Iglesia de San Miguel en Foro.

Otra Iglesia opulenta en detalles y por lo tanto notable es la de San Miguel en Foro. Con su estilo románico gótico, es una de las más antiguas entre las iglesias de Lucca (del siglo VII). Además su arquitectura es fascinante, una de las más increíbles en toda Toscana. Recomiendo que te detengas a apreciar los detalles de su fachada, su ornamentación con referencias a la naturaleza, y en lo más alto, la enorme estatua del arcángel Miguel.

Lucca

Lucca

Más recomendaciones: que ver y hacer en Lucca

Desde caminar la Vía Fillungo, la calle comercial más animada, hasta visitar la Basílica de San Frediano, una de las más antiguas de Lucca. Sin salir del centro histórico, también es una buena opción visitar el Palacio Pfanner (si es que nos queda más tiempo), o visitar la casa del compositor de Ópera Giacomo Puccini, nacido en Lucca (que hoy es un museo / web oficial).

Lucca

Para muchas de estas actividades, encontrarás indicaciones con mapas de recorridos con todo lo que ver y hacer en Lucca a pie. Lucca es una ciudad para dedicarle o bien medio día, o incluso un día completo si queremos profundizar en todos estos atractivos.

Para finalizar, aquí tienes una selección de 30 cosas que ver y hacer en Toscana basadas en mi viaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *