La Pequeña Santa Sofía (un templo que deberías conocer en tu visita a Estambul)

Además de la bella e imponente Santa Sofía, en Estambul existe la «Pequeña Santa Sofía». Así es como se conoce la que fue Iglesia ortodoxa de San Sergio y San Baco, que desde hace siglos funciona como mezquita. Siendo una iglesia de Constantinopla, en el período otomano se convierte a templo musulmán al igual que tantas otras iglesias o la propia Hagia Sofía.

Antes de seguir, puedes leer en el blog el post con mis consejos para viajar a Estambul (si estás planificando un viaje a esta ciudad maravillosa)

*Fotos Matías Callone

¿Por qué se conoce como la Pequeña Santa Sofía de Estambul?

Esta mezquita es muy interesante de conocer ya que la reforma del edificio bizantino para convertirlo en Mezquita fue la que sirvió de inspiración en la posterior construcción de San Sofía. Este templo tiene un gran valor arquitectónico e histórico. De ahí que se conoce como la «Pequeña Santa Sofía».

Este templo nace en el año 527 como iglesia ortodoxa, y en su momento era una de las construcciones religiosas más importantes de Constantinopla. Como sabemos, luego es convertida a mezquita y la semejanza con el exterior de Santa Sofía es notable (aunque en una escala menor). Se cree que su reforma fue realizada por los mismos arquitectos, y fue algo así como un «laboratorio de pruebas». Sin embargo, todo está en el terreno de las teorías ya que no hay mucha documentación histórica que lo avale.

Actualmente, la Pequeña Santa Sofía está en un estado de conservación más que aceptable, y se puede apreciar todo el detalle en una visita:

Pequeña Santa Sofía

La transformación a Mezquita.

En el año 1453, cuando se produce la caída de Constantinopla, la iglesia permaneció intacta por varias décadas hasta que se produce la reforma a mezquita entre los años 1506 y 1513. A lo largo de los siglos la mezquita sufre reiteradas reformas y deterioro por los terremotos, la humedad, y hasta la construcción de una línea de ferrocarril cercana. Su última restauración más importante fue en el año 2006, y desde entonces está abierta al público y al culto.

Pequeña Santa Sofía

Pequeña Santa Sofía

Pequeña Santa Sofía

Cómo visitar la Pequeña Santa Sofía

Esta pequeña mezquita está situada en el distrito de Eminönü y no tan lejos del Hipódromo de Constantinopla. Está más bien cerca de la costa del Mar de Mármara, pero la puedes visitar caminando incluso si vas luego de visitar Santa Sofía y la Mezquita Azul.

En una visita, no verás nada de lo que era la decoración original de la iglesia. En la reforma a mezquita se modifican las ventanas, la entrada, y se enyesaron las paredes interiores. En mi paso por Estambul, hice mi paseo por el barrio de Eminónü tanto de modo guiado como por libre, que es cuando llego a conocer este templo. Está en un barrio mucho más tranquilo que las partes más turísticas de Estambul, así que incluso puede resultar un respiro en tu paseo por la ciudad. Y vale mucho la pena conocer este templo por su arquitectura y su historia. ​

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *