25 sitios imperdibles que ver en Edimburgo

Les quiero contar todo lo imperdible que ver en Edimburgo. Después de todo son muchas las razones para visitar Edimburgo que ya les contaba en un post anterior. Y aunque les voy a enumerar 25 cosas que ver o visitar que considero esenciales, seguro que son muchas más en una ciudad tan rica en historia y propuestas.

¿Por qué es tan bonita Edimburgo?

Un tiempo atrás me había instalado unos días en Edimburgo, ciudad a la que llegaba con buenas expectativas, pero sin saber que tales expectativas me serían desbordadas. El plan era estar una semana, que terminaría siendo más de siete días explorando y conociendo tanto sin apenas salir de la ciudad.

Que ver en Edimburgo
Victoria Street es una calle imperdible que ver en Edimburgo

Les hablaré en el tono de una ciudad magnífica que me tuvo atrapado por completo. Por esos días en Edimburgo solo me dedicaba a caminar y caminar insaciable.

Mi experiencia en Edimburgo

Mi asombro se desbordaba con respuestas de la ciudad en forma de barrios preciosos, construcciones antiguas, palacetes, torres y edificios antiguos que simulan casi fortificaciones en plena ciudad. El casco antiguo de Edimburgo (en mi caso) me dejó enamorado por su estilo, o su atmósfera tan bien reflejada en libros como «Harry Potter» que se impregnan en muchas locaciones de su magia. Es una ciudad con identidad única, y por lo tanto imperdible entre las principales capitales y ciudades europeas que reseñaba un tiempo atrás.

También vale mencionar que al compartir mis fotos en mi Instagram, unos pocos comentarios mencionaban que veían una «ciudad gris», aunque la mayoría era lluvia de elogios. Es cierto, esta ciudad capital que alterna sol y cielos grises (también hay que decirlo que no solo son cielos grises y que hay sol frecuente), tiene una especie de «sesgo gris» en los recuerdos que mucho tienen que ver con su clima, o con lo antiguo y ennegrecido de muchas construcciones.

Sus construcciones con piedra oscura, los callejones del casco antiguo, las construcciones medievales en altura, son precisamente lo que le asigna a la ciudad ese aspecto y atmósfera tan peculiar. Y esa atmósfera te enamora e impregna.

Cómo moverse en Edimburgo.

Edimburgo como sabemos es una ciudad capital. Sin embargo la mayoría de atractivos turísticos están muy cerca uno de otro con una gran concentración en el centro. En mi caso, me pasé una semana entera caminando de un lado a otro y crean que si bien puede resultar cansador a lo largo de la jornada, lo he disfrutado muchísimo.

Edimburgo merece mucho caminar para apreciar su arquitectura y belleza al detalle (eso sí, recomiendo llevar impermeable y paraguas para esa inestabilidad tan escocesa). De hecho recuerdo utilizar los autobuses muy pocas veces, especialmente para ir del aeropuerto hasta mi barrio alojamiento. Vale aclarar que no iba con un tiempo ajustado por lo que me permitía caminar y disfrutar sin prisa.

Si requieren un modo más optimizado de moverse en Edimburgo, les dejo un par de tips:

Tip para transporte en Edimburgo >> puedes utilizar este servicio de transporte privado en Edimburgo para ir del aeropuerto al hotel o para moverte en puntos precisos de la ciudad, así como también puedes animarte al autobús de transporte público (como yo lo he utilizado). También puedes utilizar el autobús turístico dentro de Edimburgo, es una buena opción para moverse entre los principales atractivos que ver y optimizar al máximo el tiempo.

Entonces ¿Qué ver y visitar en Edimburgo?

Esta es una selección de recomendaciones sobre lo que hay que ver en Edimburgo basada en mi semana instalado en la ciudad en uno de mis viajes. Así que ahí comenzamos 🙂

Camina por la Ciudad Vieja de Edimburgo

Es el mejor comienzo para la ciudad. Toda la Ciudad Vieja de Edimburgo está declarada Patrimonio de la Humanidad y caminar por esta parte llena de encanto empezará por enamorarte de Edimburgo (en el mejor de los casos). Aunque no es tan grande, este barrio se organiza a través de la Royal Mile, famosa calle recta que a un extremo tiene el castillo de Edimburgo, mientras en otro extremo el Palacio de Holyrrod.

Viaja seguro y con descuento para nuestros lectores 

>> cotiza tu seguro de viaje IATI con 5% de descuento desde aquí

Mi consejo es caminar la Ciudad Vieja sin prisa y sin miedo a perderse (creo que eso tampoco sucederá porque es muy fácil orientarse). Es imposible no apreciar sus edificaciones medievales, sus closes (callejones estrechos), sus desniveles y escalinatas, y sus monumentales construcciones como la Catedral, los Tribunales supremos, y las vistas al castillo.

También puedes empezar por hacer el free tour por Edimburgo (funciona con el sistema «a la gorra») o la visita guiada a Edimburgo (11,70 euros). Ambos son un buen modo de tener una aproximación a la historia de la ciudad y conocer en detalle los principales rincones y edificios históricos.

Visita el Castillo de Edimburgo

El Castillo de Edimburgo es el monumento más visitado de Escocia. Así que está de más decir que es un imperdible. A un paso de la Royal Mile este castillo protagoniza casi todas las vistas de la ciudad situado en lo alto de lo que fue un volcán ya extinto.

Se puede visitar el interior tanto por libre como en visita guiada. Por ejemplo aquí tienes una opción para contratar un tour guiado por el Castillo de Edimburgo (al momento de escribir el post tiene un costo de 34,40 euros e incluye el guía en español y el ticket sin colas). De cualquier modo te recomiendo que veas el siguiente tip para ahorrar si vas por más de 24 horas a Edimburgo.

Tip para ahorrar en Edimburgo >> si visitas la ciudad en al menos 48 horas te será conveniente comprar el Royal Edimburgh Ticket (tiene un costo de 68,70 euros y te permite visitar el Castillo de Edimburgo + el Yate Real Britannia + Palacio HolyrrodHouse, además de viajes ilimitados en las tres rutas del autobús turístico de Edimburgo).

Camina por Victoria Street

Casi que me animo a decir que es una de las calles más llamativas que he caminado por capitales del mundo. Esta calle curva y fotogénica fue diseñada en el siglo XVIII para subir desde el West Bow (la parte inferior) hacia la Royal Mile y la Ciudad Vieja. De un lado de la calle las edificaciones están estructuradas en dos niveles, donde hay terrazas y restaurantes. Hay tiendas de fachadas coloridas, una atmósfera muy singular. Se dice (esto no está confirmado) que J. K. Rowling se inspiró en esta calle para recrear el Callejón Diagón en la saga de Harry Potter. Así que no se diga más en cuanto a referencias: caminar Victoria Street es un imperdible de Edimburgo que seguramente repetiremos varias veces.

No te pierdas Cockburn Street

Del otro lado de la Ciudad vieja hay otra calle también singular e imperdible: Cockburn Street es otra calle diseñada en el año 1856 para facilitar la comunicación entre la ciudad Vieja y la estación central de tren de Edimburgo (Waverley Station). El resultado fue una calle también increíblemente pintoresca, hoy llena de tiendas y cafés (y turistas haciendo fotos).

Visita la Catedral de Edimburgo

Sobre la Royal Mile está la Catedral de Saint Giles, un edificio que nace en el siglo XII (aunque el actual es del siglo XIV) y otro símbolo de la ciudad. Es la «iglesia madre» de toda la institución y la iglesia de Escocia. Curiosamente no tiene el título de catedral (aunque lo fue en el pasado). ​

Revive el viejo Edimburgo en Mary King´s Close

Esta es una atracción de pago que recrea el Edimburgo de siglos atrás. Mary King’s Close es un callejón del siglo XVII en plena zona antigua. En realidad se trata de una serie de callejones que quedaron algo ocultos al construirse el City Chamber (Ayuntamiento) en el año 1753. Es algo así como un laberinto oculto del viejo Edimburgo que estuvo tapiado por años y hoy es un sitio lleno de leyendas de fantasmas. La curiosidad es que estos callejones hoy subterráneos se reabrieron al público en el año 2003 como una atracción turística (de las más visitadas de Edimburgo). Aquí tienes la web oficial para hacer tu visita a Mary King’s Close (requiere reservar el ticket)

Apreciar el Scott Monument

Es imposible que no veas o pases por este monumento si visitas Edimburgo, porque está en un punto neurálgico y llamará mucho tu atención. De cualquier modo lo nombro porque lo merece por su importancia: es una imponente estructura gótica en honor a el autor escocés Walter Scott y está sobre Princes Street Gardens también muy cerca de la estación de tren Waverley. Es uno de los símbolos de la ciudad con sus 61 metros de altura. ​

Y camina por los jardines más famosos (Princes Street Gardens)

Es imposible olvidar entre mis paseos por Edimburgo y su parte antigua, el color verde fluorescente de estos parques. Están junto a la famosa Princes Street (siguiente punto de este listado de cosas que ver en Edimburgo). Se trata del parque público más famoso a los pies del Castillo de Edimburgo. Fueron creados también en 1820 al extenderse la ciudad por fuera de los límites de la parte vieja. Al caminar por este parque verás la vida al aire libre de Edimburgo en su esplendor (muy a pesar del clima muchas veces). En este parque también se encuentra el Scott Monument.

Camina por Princes Street (y la Ciudad Nueva de Edimburgo)

Si la Royal Mile es el eje de la Ciudad Vieja, Princes Street es el eje de la Ciudad Nueva (la extensión de Edimburgo en el siglo XIX). Es también su eje más comercial, de un lado lleno de tiendas a lo largo de un kilómetro y medio. Y del otro el espacio verde de Princes Street Gardens. También recomiendo caminar sin prisa por las calles laterales en torno a Princes Street. Si bien es una parte más «moderna» de Edimburgo, su arquitectura neoclásica no deja de ser un tesoro que también está declarada Patrimonio de la Humanidad.

Conoce el barrio de Dean Village

Este barrio, que está a apenas unos 20 minutos andando desde Princess Street, te dará la sensación de entrar en otra ciudad diferente y encantadora. De hecho hice un post con mis fotos titulado «Un barrio que parece un pueblo dentro de Edimburgo«. Está situado en un pequeño valle junto al río Water of Leith, y aquí escucharás la calma del agua entre palacios rodeados de verde.

Por cierto, hay una opción para realizar el tour gratis por Dean Village (con el sistema «a la gorra»).

Visita el Palacio de Holyrood

Este Palacio (de Holyroodhouse) es la residencia real de la Reina en sus visitas a Escocia. Y también fue residencia principal de los reyes y reinas de Escocia desde el siglo XV. Situado en el extremo opuesto de la Royal Mile al Castillo de Edimburgo, demás es una maravilla arquitectónica donde podrás conocer interiores y salas suntuosas, incluyendo la habitación de María Estuardo. Aquí puedes comprar las entradas al palacio de Holyroodhouse (incluye audioguías en español)

Sube a Calton Hill y disfruta de las vistas

A esta colina la llaman «La Atenas del norte». Y creo que esa definición ilustra su importancia. Además es un mirador imperdible hacia toda el área céntrica de Edimburgo, y es muy fácil de visitar. Sobre la colina hay varios monumentos (el National Monument es un estructura que evidentemente recuerda a glorias de Atenas), el Observatorio de la ciudad, el Monumento a Nelson. Sin dudas en la lista de visitas fáciles e imperdibles que ver en Edimburgo.

Una mañana de senderismo en Arthur´s Seat

Ya si vamos más tiempo a Edimburgo nos podríamos permitir un día de senderismo a Arthut’s Seat. No imaginen una excursión lejana porque esta colina es parte de Holyrood Park, un área natural dentro de la misma ciudad. Esta colina de 251 metros de altura proporciona vistas preciosas a la ciudad.

Realiza un tour de fantasmas de Edimburgo.

Este tipo de tours guiados son todo un clásico. Y sobre todo por la tarde y noche verás cantidad de grupos realizando tours por las historias oscuras de Edimburgo. Es que de verdad que en tiempos medievales esta ciudad tenía historias macabras, y muchas se cuentan hoy con fines turísticos. Aquí tienes una opción de free tour de Fantamas (con propinas), o el tour guiado de fantasmas en Edimburgo (11,70 euros).

O realiza el tour subterráneo de fantasmas de Edimburgo.

Hay otra opción que es la de hacer un tour guiado por las entrañas de Edimburgo. Este tour es bastante popular y recorre sitios que pasan desapercibidos a muchos caminantes, además de repasar historias y relatos no menos tenebrosos, o visitar cementerios como el de Greyfriars. Aquí puedes reservar y ver detalles del tour subterráneos de Edimburgo y sus fantasmas.

Conoce The Writer’s Museum

Este Museo y pequeño palacio es (para empezar) una edificación muy singular y fotogénica en plena Ciudad Vieja de Edimburgo. Una vez haces las fotos, visitar su interior no lleva mucho tiempo. Está dedicado a Robert Louis Stevenson, Sir Walter Scott y Robert Burns, los tres escritores más ilustres de Escocia. Aquí tienes la web oficial del museo

Visita el Cementerio Greyfriar

Hay todo un tema que explorar entre Edimburgo y sus cementerios. Están por toda la ciudad y el de Greyfriars es uno de los más visitados. En su interior está la tumba de Bobby, el perro que pasó parte de su vida junto a la tumba de su amo. Y en la entrada al cementerio está la famosa estatua de Bobby.

Conoce escenarios que inspiraron a Harry Potter

Y es que J.K. Rowling se ha inspirado mucho en escenarios de la ciudad para crear sus libros. Muchos podrás visitarlos por libre, pero seguro se te pasarán tantos por alto. Por ejemplo, la famosa Victoria Street tiene muchas similitudes con el Callejón Diagón que se describe en la saga. También hay cafeterías como Elephant House donde la autora se sentaba a escribir, aunque no fue la única. Este y otros lugares también los puedes visitar en un free tour guiado de Harry Potter.

Visitar el Museo Nacional de Escocia

No se pierdan este museo de entrada gratis. Ideal para visitar en familia, y con niños (ya que hay partes de mucha interacción), es enorme y lleva horas recorrerlo. Es un complejo de edificios con cantidad de secciones dedicado a la historia, personalidades, cultura, geología, y naturaleza de Escocia. En mi visita me llamó mucho la atención muchas cosas, y entre ellas la exhibición de la oveja disecada Dolly, primer mamífero clonado de la historia. (Web oficial de los Museos Nacionales de Escocia)

Visita la National Gallery de Escocia

Sobre el propio Princes Street Garden verán un edificio neoclásico muy importante. Es la Galería Nacional de Escocia, inaugurada en el año 1859. Allí se exhibe la colección de pintura y escultura más importante de Escocia y su entrada es gratuita. (Web oficial de National Gallery)

Recorre la calle Circus Lane

Me gusta nombrar lo clásico, pero también los rincones curiosos que ver en Edimburgo como Circus Lane. Es una calle muy pintoresca en el barrio residencial de Stockbridge. Y también puedes llegar caminando desde el área de Princes Street en pocos minutos.

Visita el yate HMY Britannia

Es una de las atracciones turísticas más visitadas en todo Reino Unido, y como tal uno de los imperdibles que ver en Edimburgo. Es el yate de la Familia Real Británica (Royal Yacht Britannia) que fue dado de baja hace más de cuatro décadas y desde entonces funciona como barco museo en Leith Edimburgo. Puedes comprar tu ticket y ver más info del HMY Britannia desde aquí (19,80 euros)

Visita una destilería de Whisky

El whisky escocés es todo un símbolo entre lo que hay que ver en Edimburgo (y degustar). Por tanto bien podrías visitar una destilería y conocer detalles de su fabricación (y claro, hacer una degustación). Por ejemplo esta es una opción de excursión a la destilería Dewar’s Deanston, completamente artesanal produciendo whisky de malta de las Tierras Altas.

Conoce la proeza de ingeniería del puente de Forth

Sobre el fiordo del Forth hay varios puentes emblemáticos de Escocia. Uno de ellos es el puente de Forth, construido en finales del siglo XIX en una estructura famosa a nivel mundial. No muy lejos está el Forth Road, algo más reciente inaugurado en 1964. Finalmente está el puente más alto de Reino Unido llamado Queensferry. Puedes hacer una excursión en barco para ver estros tres puentes.

Visita el Real Jardín Botánico de Edimburgo

No quería dejar de mencionar visitar el Real Jardín Botánico entre lo que hay que ver en Edimburgo. Para llegar requiere una larga caminata desde la Ciudad Vieja de Edimburgo. Pero puedes tomarlo como un gran paseo. Son un total de 28 hectáreas con espacios enormes de gran interés y belleza verde. También hay partes donde se puede visitar espacios de flora tropical pagando un ticket. Abre todo los días y el acceso general es gratuito excepto en algunos espacios. (Aquí tienes la web oficial del Royal Botanic Garden Edimburgh)

Hasta aquí completamos 25 sitios imperdibles que ver en Edimburgo. Con tantos planes por supuesto que habrá que seleccionar porque diría que todo esto requiere al menos unos cinco días y más. De cualquier modo también me pueden dejar más sugerencias en comentarios, porque me encanta saber de tanto que puede pasarse por alto (además de que no descarto volver a esta ciudad).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *