7 cosas que ver en Oia, Santorini

Hay muchas cosas que ver en Oia. Es uno de los pueblos más bonitos de Santorini , y tal vez el más fotografiado y más famoso por sus preciosas vistas con la arquitectura típica de esta isla griega, sus cúpulas azules entre construcciones encaladas, molinos y vistas increíbles al atardecer. No es novedad decirlo ya que Oia es practicamente la postal más difundida no solo de Santorini sino de casi todas las islas griegas.

Si estás programando un viaje a Grecia y Santorini te recomiendo empieces por ver el post Guía de viaje a Santorini (siempre con consejos basados en mi viaje)

Que ver en Oia
La vista clásica hacia Oia (*Fotos: Matías Callone)

Oia es también por todas estas razones uno de los pueblos más demandados para quedarse en Santorini junto con la ciudad de Fira. Mientras que Fira está en el centro de la caldera, Oia está en uno de los extremos, a unos 458 metros sobre el nivel del mar su situación lo convierte en un auténtico mirador a todo el entorno.

Y aunque se suele decir que Oia posee uno de los atardeceres más bonitos, a veces se exagera un poco con estos datos, porque el atardecer en las islas es precioso desde varios puntos (incluyendo Fira). De cualquier modo en este post me centro en todo lo que saber antes de viajar a Santorini y a Oia.

Dónde alojarse en Oia.

Pueden ver el post sobre consejos para alojarse en Santorini. Allí explico las diferencias de alojarse en cada pueblo de la isla. En particular, Oia es uno de los más demandados por el turismo de lujo, ya que tiene la fama de poseer los mejores atardeceres de Santorini. Diría que este pueblo es uno de los más pintorescos y tradicionales. Sin embargo hay varios pueblos de la isla que son preciosos, y tienen hoteles no menos increíbles con vistas a la caldera y el atardecer.

>> Si ya tienen decidido alojarte en Oia tal vez les sea útil ver precios y opciones de alojamiento en Oía.

(en la foto pueden ver el ejemplo de uno de tantos alojamientos en Oia con sus piscinas y vistas)

7 cosas que ver y hacer en Oia

Ahora sí, nos centramos en las cosas que recomiendo ver en Oia (y hacer). No es que sea una ciudad grande precisamente, ya que en Santorini son todos pueblos pequeños (incluso Fira). De hecho en total sumando todos los pueblos de la isla no llega a 14.000 habitantes estables. Como curiosidad, en la foto pueden ver una postal con el aspecto antiguo de Oia antes de la masificación turística:

Oia Santorini

Oia, como decía, está situada en un extremo de la isla. Tiene apenas 1.500 habitantes pero una enorme oferta de hoteles y alojamiento. Es uno de los puntos más elegidos para alojarse (sobre todo para el turismo de lujo) por estas razones:

Ver el que dicen es el mejor atardecer de Santorini

Oia se ha ganado fama por poseer el que dicen es el mejor atardecer de la isla. Y el punto más solicitado para ver el atardecer es desde el Castillo de Oia que tiene sus ruinas (pequeñas) en el corazón del pueblo en un punto que hace de mirador. Sin dudas este es el must entre lo que hay que ver en Oia. Antes de la puesta del sol cientos de personas empiezan a ubicarse en las distintas calles peatonales de Oia, tal como puedes ver en la foto:

Oia Santorini

Por ello es recomendable en tiempos de temporada alta asegurarse un buen lugar un poco temprano. Sé que todos imaginamos Santorini y Oia como un destino tranquilo y apacible, cuando en realidad en temporada alta hay cierto desborde de gente y masividad que alejan bastante esa imagen de sitio calmo. Sobre todo en el atardecer observaremos que Oia puede transformarse en un tumulto de gente. Como curiosidad muchas veces la gente aplaude al final de la puesta de sol.

>> Por cierto tal vez te interese la excursión organizada para ver Oía al atardecer. (sobre todo si no quieres complicarte con el transporte en este tour te recogerán desde distintos puntos de encuentro de Santorini para llevarte a disfutar el atardecer en Oia)

Recorrer las calles de Oia y descubrir sus cúpulas azules

Creo que lo que le da ese encanto tan singular a los pueblos de Santorini y Oia en particular es por supuesto la geografía abrupta. Esta situación de Oia sobre el desnivel de la caldera, siendo un pueblo antiguo, ha hecho que sea un pueblo completamente peatonal: sus calles no son aptas para coches ni mucho menos. Más bien son caminos angostos, con escalones y desniveles, como un pequeño laberinto en donde es precioso caminar ya que siempre hay vistas preciosas en todas direcciones.

Viaja seguro y con descuento para nuestros lectores 

>> cotiza tu seguro de viaje IATI con 5% de descuento desde aquí

Oia Santorini

Tal vez no hay algo tan puntual que ver en Oia, sino que todo el pueblo en sí es un cuadro. Y lo mejor es que podemos caminar dentro de este cuadro pintoresco a través de sus calles. Y en esas caminatas, descubrir que cada vista y cada foto sale preciosa con el marco de las cúpulas azules impolutas de sus iglesias.

Subir hasta el Castillo de Oia

Son las ruinas de un castillo de origen bizantino. Aunque no hay que esperar nada imponente ni suntuoso, porque ni era un gran castillo, ni queda más que un poco de sus murallas y plataforma de lo que fue una fortificación (consecuencia de los numerosos terremotos en la zona). Fue construido para proteger la isla de piratas. En la siguiente foto puedes ver arriba a la derecha la fortificación del castillo:

Oia Santorini

Se llama Kastro de San Nicolás de Oia y es el punto donde miles de visitantes deciden subir para disfrutar de las vistas y el atardecer que tanto se difunde que hay que ver en Oia. Si lo que deseamos es visitar el lugar sin gente, lo mejor es hacerlo antes de las 9 de la mañana.

Descender a Amoudi Bay o el Puerto viejo.

Debajo de Oia, al pie del acantilado, hay un pequeño puerto al que se puede descender por escalinatas. Puede ser un poco arduo en verano pero siempre recomiendo evitar pagar por el traslado a lomo de burro (desde el blog siempre promuevo no pagar por trabajo animal, una práctica que debería erradicarse por el sufrimiento animal). O bien nos levantamos temprano o evitamos las horas del mediodía. Por ejemplo, aunque cansador, puede ser un buen plan para hacer al atardecer. En realidad son dos puertos: el de Amoudi y el de Armeni, ambos debajo del poblado de Oia.

¿Y que ver y hacer en los puertos de Amoudi y Armeni?. Eran antiguos poblados de pescadores, hoy bastante reconstruidos tras los daños de terremotos. Hay tabernas donde comer o cenar, y sitios donde darse un chapuzón. Así que también la recomendación es llevar bañador e incluso hacer esnorquel para observar el pronunciado abismo de Santorini desde el agua.

Hacer el sendero de Fira Imerovigli hasta Oia (y a la inversa) 

Esta es una de las excursiones más bonitas que hacer en la isla y lo que más me gustó hacer. Es un tramo que por supuesto puedes hacer por libre y que no tiene más dificultad que el posible calor en verano, y desniveles no tan pronunciados. No requiere ningún estado físico muy especial y puedes hacer este sendero en cualquier sentido. Tanto en dirección a Oia desde Fira, como a la inversa, el retorno podrás hacerlo en autobuses de transporte público.

(En la foto me pueden ver haciendo el sendero de Fira a Oia)

Si cuentas con una mañana libre recomiendo mucho que hagan esta experiencia. Puedes comenzar desde Fira caminando bordeando el acantilado a través de la ciudad en dirección a Imerovigli, o bien ir en bus hasta Imerovigli y comenzar desde allí para ahorrar un par de kilómetros de caminata en la parte urbanizada. Una vez sales de la zona urbana se empieza a disfrutar de la tranquilidad y el paisaje más despojado. Aunque siempre encontrarás senderistas y construcciones cada tanto.

En total son unos 10 kilómetros, pero entre las pausas en el camino (puedes hasta llevar para hacer algún picnic), las fotos que uno va tomando, los descansos, puedes demorar entre dos y tres horas. Es muy fácil de hacer, no necesitas casi señalización porque siempre observarás a Oia en el extremo final del sendero. De cualquier modo está muy bien señalizado. Y como es de esperar, en el camino encontrarás bonitas iglesias muy fotogénicas. Una última recomendación algo obvia es llevar suficiente agua, aunque también hay algunos puestos en el camino donde venden.

Visitar la curiosa librería de Oia

En Oia está la que dicen en algunas publicaciones es la «librería más bonita del mundo». Esas calificaciones me resultan demasiado ostentosas, pero sí creo que no debo pasar por alto el mencionar esta librería entro lo que hay que ver en Oia. Es que es pequeña, curiosa y preciosa. Se llama Atlantis Books y como todo en este pueblo, es más fácil que lo localices con alguna app en el teléfono a que lo explique en este post porque Oia es casi un laberinto.

Si bien esta librería ni es muy grande ni es la original (antes estaba situada en otra parte del pueblo), han encontrado un sitio en el pueblo que recuerda a una cueva hoy llena de libros en sus estantes. Venden libros en varios idiomas y es un precioso refugio acogedor para los libros y para sus visitantes. En mis viajes me encanta conocer librerías, y esta sin dudas está entre mis favoritas.

Comer en el Nikos Place Gril House

Si me preguntan donde comer en Oia, no es que vaya a dejarles ningún gran secreto, ni un sitio de estrellas michelin. Es un lugar en Oia con excelente relación calidad y precio para comer platos muy tradicionales. Tiene muchísima recomendación en webs de turismo y restaurantes precisamente por esa ecuación. Se llama Nikos Place Gril House y no estará de más pasarse por allí en nuestra visita por Oia.

Hasta aquí mis recomendaciones para Oia, un pueblo que sobre todo recomiendo disfrutar en las interminables caminatas por sus calles laberínticas.

>> También puedes ver el post más amplio de recomendaciones con 30 cosas que ver y hacer en Santorini para organizar tu viaje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *