Share on Pinterest

Ile de Re es (precisamente) una isla que está a solo 30 minutos de la ciudad de La Rochelle, sobre la costa Atlántica de Francia.

Después de conocer la ciudad de Poitiers en mi último viaje por Francia (*) fue el turno de poner rumbo hacia la cercana Costa Atlántica. Este cotizado paraíso de verano es un destino que no tiene elevaciones ni grandes accidentes geográficos: un paisaje llano que para sus residentes es un paraíso para andar en bicicleta, llegar a pueblos tranquilos y playas de arena con oleaje calmo. Y para cerrar la imagen de perfección, el sitio donde disfrutar de un envidiable clima con cantidad de jornadas de sol radiante. Como mi visita a la isla coincide con un día de primavera más que perfecto, casi podría afirmar que no podría necesitar nada más para unas vacaciones de verano.

(**) Todas las imágenes pertenecen a Matías Callone

¿Cómo es isla de Re?

Relativamente pequeña, con 30 kilómetros de largo y 5 de ancho, no hay lugar al que no se puede llegar en bicicleta en poco tiempo, o incluso una buena jornada de caminata. Se encuentra en el departamento de Charente Marítimo, y está unida a la parte continental francesa por un puente desde el año 1988. Esto facilita todo para llegar. Por tanto, es un pequeño paraíso que respira mar, y a su vez es muy fácil de acceder. En cuanto a sus pueblos, en total son diez pequeños caseríos muy pintorescos en un territorio que mayormente es paisaje rural, con zonas de bosque, médanos y playas.

Ile de Re

Ile de Re

Ile de Re

¿Cómo llegar a Ile de Re?.

Lo primero, es poner rumbo hasta la ciudad de La Rochelle, y desde allí proseguir hasta el puente. Se puede cruzar en coche y en moto pagando una ecotasa, o en bicicleta o a pie (las formas gratuitas). Por supuesto también en transporte público (desde taxi hasta autobuses que salen desde la estación de tren de La Rochelle). Hay que entender que la isla es de carreteras de velocidad limitada y calles más que de rutas rápidas. Por lo tanto atravesar toda la isla en coche puede llevar su tiempo.

Ile de Re

El puente tiene una extensión de 3 kilómetros y está abierto de forma continua. La ecotasa se paga solo de ida en la estación de peaje en el lado continental y se utiliza para defender los espacios naturales de Isla de Re que suman un 80 por ciento del terreno. También si vamos a cruzar varias veces se puede pagar un abono.

Ile de Re

¿Qué es lo que hace especial a Isla de Re?.

Imaginemos primero un lugar de descanso idílico (y vale decir cotizado ya que es muy visitado por figuras de renombre de Francia). Idílico porque es un paisaje sobre todo agreste, sin grandes intervenciones, con pueblos de casas bajas conservados y en donde no se permite construir más allá de lo necesario y respetando rigurosas normativas. Sobre todo imaginemos variados pueblos que conservan su encanto y tranquilidad, y nunca demasiado lejos hermosas playas, faros, fortificaciones.

Ile de Re

Todo comunicado a través de senderos señalizados para hacer en bicicleta, el transporte más utilizado en toda la isla. En el centro de la isla, una pequeña capital (Saint-Martin-de-Re) concentra el encanto y la zona más animada, un pequeño puerto en torno al que se asientan hoteles y tiendas con muchísimo charme. Y tantos pueblos más. Ile de Re es el lugar donde vivir unos días la buena vida al estilo de quienes buscan tranquilidad, calma marina, buena comida y playas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Esta isla es una de las sorpresas del viaje por esta región (entre tantas). Se llama Ile de Re. Esta sobre la costa francesa del Atlantico. Se llega en pocos minutos desde la ciudad de La Rochelle por un puente. Es una colección de pueblos con encanto, playas y tranquilidad. El medio de transporte principal de la isla es la bicicleta y eso cuenta de su estilo de vida. El día fue inmejorable, un anticipo del verano. La foto la hice navegando y se ve un detalle de la elegante Saint-Martin-de-Re , su principal ciudad puerto. Mañana seguimos viaje por esta región en el marco de actividades del #TBMPoitiers @travelbloggersmeeting @destination_nouvelle_aquitaine @nouvelle_aquitaine

Una publicación compartida de 101 Lugares increibles (@maticallone) el

¿Qué hacer en Ile de Re?

Recorrer la isla en bici (o caminando). No hay mejor forma de conocer la isla que en bicicleta o siguiendo los senderos pedrestres. Es el modo de conocer los bosques de landas (pino marítimo), las playas y los pueblos encantadores (siguiente punto). Seguro sentiremos que estamos entre los destinos más tranquilos y seguros para andar en bicicleta con sus carriles bici. Y casi cada punto de interés está comunicado por estos carriles protegidos que comunican todos los pueblos, los puertos, atraviesan viñedos, salinas, reservas, llegan hasta los faros. En temporada de verano, incluso existen servicios de buses que podemos utilizar con nuestra bicicleta, ideales si estamos cansados para hacer nuestro tramo de regreso. Las bicicletas por supuesto que también se pueden alquilar.

Ile de Re

Ile de Re

Conocer el campanario de Ars-en-Ré. En realidad mi recomendación es llegar al pueblo de Ars-en-Ré porque es un rincón bonito de la isla con sus calles tan características y tranquilas. Y como curiosidad, apreciar el campanario que por su altura y ubicación también sirve como referente para la navegación. De allí que la punta de la iglesia está pintada de blanco y negro.

Ile de Re

Llegar a pueblos. La isla tiene 89 km cuadrados, y en total diez pueblos que merecen conocerse. Todos tienen un estilo compartido, pero todos son a su vez únicos y con sus particularidades.  Lo dicho, que se pueden conectar uno a uno en bicicleta y atravesar sus calles entre casas blancas con postigos verdes (esta característica del color está reglamentada), los jardines y flores en los callejones, el estilo de vida tan relajado, todo eso es lo que se respira en cada poblado.

Ile de Re

En el siguiente mapa tienes ubicados los diez pueblos que hay que visitar:

Consejo 101 lugares increibles: aprovecha el descuento de 5 % para viajar seguro:

Clickea aquí para obtener el 5 % de descuento en tu seguro de viaje

Visitar la capital de la isla (Saint-Martin-de-Re). Este pequeño pueblo capital de la isla, fue el sitio donde hicimos base en la isla. Es un pueblo en torno al puerto fortificado, y es precioso para caminar y entrar en contacto con la historia y el patrimonio más famoso de la isla. Todo lo más animado está junto al puerto deportivo: hay residencias, terrazas, tiendas, restaurantes y heladerías excelentes.

Ile de Re

Ile de Re

Ile de Re

Ile de Re

Ile de Re

Ile de Re

Visitar playas. Aunque en mi paso por la isla en primavera el tiempo no alcanzó para disfrutar de las playas, esta es una  de las razones por la que esta isla es un paraíso en verano (además de sus horas de sol). Son de arena fina y está sobre todo en la costa sur y al oeste de la isla. Muchas de ellas en un marco natural muy bien preservado entre dunas y bosques.

Conocer el faro de de las Ballenas (Phare des Baleines). Es uno de los imprescindibles de la isla y lo pude visitar además de subir sus 257 escalones para obtener vistas panorámicas perfectas desde uno de los extremos de la isla (tiene 57 metros de altura y es uno de los más altos de Europa). El faro actual (el más alto) está junto a la Torre de las Ballenas, que es más antigua y fue sustituida en el año 1854.

Ile de Re

Ile de Re

Ile de Re

Visitar granjas de ostras (y conocer la tarea de los ostricultores). En Ile de Re se produce sal, ostras, chocolate, queso, vinos, caramelo…. Y muchos de estos lugares de producción están abiertos a las visitas (y a las visitas guiadas). Por ejemplo en la isla visitamos Ferme des Baleines, una explotación acuícola con productos artesanales que son extraídos (y cuidados) en 23 hectáreas de marismas. Se especializan en ostras, almejas, gambas imperiales. Es una oportunidad de aprender todo sobre este mundo y sus productos.

Ile de Re

Ile de Re

Ile de Re

¿Cuántos días quedarse en Ile de Re?.

Creo que todo dependerá de nuestro plan. Si solo queremos conocerla, yo me quedaría al menos dos o tres días para explorarla en bicicleta en todos sus rincones. En cambio si queremos ir en un plan de relajarnos y disfrutar de sus paisajes y playas (especialmente en verano) los posibilidades se extienden a todo lo que consideremos necesario para quedarnos. En verano es un paraíso precioso y tranquilo.

Ile de Re

Ile de Re

¿Qué más actividades se pueden hacer?. Como lo saben mi visita a la isla fue algo acotada en cuanto a tiempo. Sin embargo si se trata de multiplicar días y sumar actividades voy a mencionar más opciones: desde deportes náuticos, visitas a casas de artesanos y artistas. Hay fortificaciones alemanas de la Segunda Guerra Mundial dispersas por la isla que son una curiosidad, museos que cuentan la historia de Ile de Re, actividades y exposiciones. Especialmente en verano la agenda de actividades se multiplica.

En resumen, un destino que en conjunto con La Rochelle y una posible ruta por la Costa Atlántica de Francia puede estirar largamente nuestra cantidad de días disfrutando de la historia y el patrimonio conectados siempre al mar.

(*) La visita a Poitiers fue en el marco del TBM Poitiers (Travel Blogger Meeting) organizado en conjunto con el Comité Regional de Turismo de Nouvelle-Aquitaine

(**) Todas las imágenes pertenecen a Matías Callone y están bajo licencias Creative Commons

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Reserva tu vuelo ( y mejora el precio con estos simples trucos)

4. Reserva excursiones en español

5. Envía tu consulta viajera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *