Share on Pinterest

Gjógv es un pueblo de nombre monosílabo. Y aún así nos resultará difícil de memorizar, algo complejo de recordar como se escribe,  difícil de hallar en el mapa o incluso rebuscado de encontrar su entrada en Wikipedia (porque los pueblos de Feroe no posicionan muy bien en el algoritmo de Google).

Gjogv

Si fuera por estas razones pocos visitaríamos el pueblo de Gjógv. Sin embargo, este pequeño caserío que en fotos parece una maqueta (y que está en un entorno magnífico en una de las islas del archipiélago de Feroe) fue uno de los puntos que pude conocer en el reciente viaje por estas islas remotas entre Escocia e Islandia. Una inversión viajera que una vez más termina hecha sin arrepentimientos :).

Gjogv

Más precisamente Gjógv está situado en la isla Eysturoy, y en la escala de las islas Feroe está “muy alejado” de su capital, la ciudad de Torshavn (unos “lejanos” 63 kilómetros, que por si fuera poco son fáciles de avanzar a dedo, pero esa será otra historia de mi viaje).

Debo confesar que es muy fácil empezar a desplegar datos curiosos sobre estas islas donde precisamente todo resulta curioso. Pero para no extenderme vamos directo a una galería de fotos de este pueblo que entra a competir entre los más bonitos que ver en la Isla. Y cuando hablo de competir, me refiero a rivales  tan bonitos como Tjørnuvík (otro pueblo-maqueta encerrado entre el mar y numerosas cascadas).

¿Pero que es lo que tiene Gjógv que lo hace tan bonito?. Creo que las imágenes que pude capturar serán más fuertes que las palabras:

Gjogv

Gjógv está situado junto a un puerto natural entre acantilados (este es otro ángulo del mismo puerto natural que pueden ver en la primera imagen del post):

Gjogv

Gjogv

De hecho, este puerto natural es uno de los mejores de las islas Feroe por lo bien resguardado que está. El puerto y la garganta que conecta al mar es una de las mejores postales que el pueblo tiene por ofrecer.

Gjógv también está al pie de enormes montañas (con muchos días ocultas entre las nubes), y junto a campos donde se cultiva la hierba y se alimentan las ovejas.

Gjogv

Más bien no hay demasiados límites ni transición entre el pueblo y los campos, algo que se repite en toda la isla. Incluso a menudo las gallinas o las ovejas pueden confundirse y caminar por las calles del pueblo como un peatón más.

Gjogv

Gjogv

Un pueblo que como tantos (o todos los de Feroe) tiene casas tradicionales con techos de hierba:

Gjogv

Gjogv

…En estas islas el exceso de días grises tiene como contrapartida un paisaje eternamente verde (incluso en invierno, y contrario a lo que podríamos esperar, los días de nieve y temperaturas cerca de cero no son tantos por la moderación océanica).

Gjogv

Gjógv es fotogénico desde lejos, desde lo alto de una montaña, desde su playa, o desde sus calles:

Gjogv

Gjogv

Gjogv

A un pueblo pequeño lo complementa una historia larga, con algunas edificaciones notables como la escuela que fue construida en 1884. O lo integra al resto del país la tradición de pintar las casas en colores rojo, blanco, verde en un modo predominante.

Gjogv

Una de las primeras preguntas que surgen cuando comparto imágenes de pueblos y rincones de las Islas Feroe en redes como mi cuenta Instagram, es “de que viven o trabajan en pueblos como este”. Gjógv tiene al menos cuatro siglos de historia según los registros históricos, y desde esos tiempos y hasta hoy a subsistido de la mano de la pesca y la venta de pescado seco (y salado por el mismo aire del mar).

Sin embargo son los tiempos modernos los que más han afectado (hacia el descenso) a la población de Gjógv: algo así como que la modernidad y su atracción hacia las ciudades no le hacen bien a los pueblos pequeños, y mucho menos a los de Islas Feroe. Esta tendencia tímidamente se empieza a contrarrestar con el turismo (para alojarse hay algunos albergues, o casas de huésped y cámping). Pero lo cierto es que aún con el incipiente movimiento turístico, las cifras no alcanzan para reanimar las casas del pueblo (más de la mitad permanecen vacías).

Y para entretenimientos algo inusuales (otra de las preguntas que me suelen hacer es que hay de divertido para vivir en las islas) en las Islas Feroe parece que el (mal) clima no es nunca una excusa: en la foto podrán ver a lo que intuyo es un padre con su hijo disfrutando de un día de pesca con red sumergidos en el arroyo que cruza el pueblo:

Gjogv

Una red, un estanque de agua, y peces: diversión asegurada (¿el clima no está muy bueno? ¿a quién le importa?):

Gjogv

Una de las conclusiones que uno saca viajando por estas islas, es que aquí hasta la lógica (o mejor decir nuestra lógica) tiene los parámetros invertidos. No es lo mismo lo que entendemos por un día lindo en nuestro fantástico mundo templado que lo que entienden por “día bonito” los habitantes de las islas Feroe.

Pero más allá de estas reflexiones, las islas suman muchísimas razones para ser visitadas, y de todo ello intento convencerlos.

Para finalizar, les comparto el mapa con la ubicación de Gjógv:

Y prometo seguir compartiendo rincones increíbles de estas islas en próximas publicaciones.

Nota: este viaje fue realizado junto a Juan de Acróbata del Camino en un viaje conjunto bajo el hashtag #CaminosIncreibles #FeroeIncreible. Pueden seguir las publicaciones del viaje en ámbos blogs y redes sociales.

(*) Todas las imágenes pertenecen a Matías Callone, y están bajo licencia Creative Commons, lo que significa que las puedes compartir sin fines comerciales siempre citando al autor, y enlazando al post original y al álbum de fotos en Flickr.

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio de tus billetes de avión con estos simples trucos)

4. Envía tu consulta viajera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *