Share on Pinterest

Cuando sumamos los motivos para visitar el valle del Dordogne, creo que cualquiera termina por convencerse: es una de las regiones de Francia donde maravillarse por la combinación de naturaleza y pueblos detenidos en el tiempo de un modo difícil de igualar. Si sigues esta ruta por los pueblos del valle del Dordoña recorrerás una concentración de belleza en pocos kilómetros que resulta apabullante.

Y de hecho, esta misma ruta propuesta empieza por el poblado-ciudad de Sarlat-la-Canéda, una auténtica joya medieval que se encuentra entre los 20 puntos más visitados por turistas de Francia. Sarlat-la-Canéda es la capital del Perigor Noir (Negro), y una colección excelente de callejuelas entre palacios góticos, renacentistas, iglesias y edificaciones de enorme valor histórico.

Al caminar por sus calles, uno puede entender fácilmente la razón por la que Sarlat es un punto clasificado como ciudad de Arte e Historia: tiene la mayor densidad de monumentos históricos de todo el país. Caminando la ciudad, hacia todas direcciones parece que estamos en una suntuosa escenografía medieval:

Sarlat-la-Canéda

Sarlat-la-Canéda

Y en una ciudad en donde hasta las tiendas son puro encanto:

Sarlat-la-Canéda

Pero más allá de tiendas, no hay que perderse detalles mirando en todas direcciones:

Sarlat-la-Canéda

Sarlat-la-Canéda

Sarlat-la-Canéda

Por supuesto que para entender el esplendor de un sitio como Sarlat, no hay nada mejor que aprender un poco de historia: Sarlat nace en torno a una abadía benedictina de origen carolingio y cuya fecha de origen es difícil de determinar.

La ventaja histórica de Sarlat (en todo caso) es que está un poco más apartada del río Dordogne, y por ello supo resistir mejor el asedio de los vikingos. Por esta y otras razones, supo ganar envergadura y peso político.

Sarlat-la-Canéda

Un peso político que hace que la iglesia de la abadía se convierta en catedral en el siglo XIV. Y que por entonces Sarlat alcance su esplendor hasta llegar a ser una ciudad episcopal. En tiempos de guerra, supo ser un punto preciado y estratégico, amurallado y defendido por los castillos del entorno como Beynac, Castelnaud (los dos anteriores también son pueblos ineludibles de visitar en el valle del Dordogne).

Sarlat-la-Canéda

Cuando hoy caminemos las calles de Sarlat, seremos testigos de ese pasado de esplendor. Su arquitectura es la muestra de su poderío económico pasado (y también político).

Sarlat-la-Canéda

Pero además la encantadora Sarlat, tras quedar durante el siglo XIX y gran parte del siglo XX como un punto olvidado y sin tanto esplendor ni peso, fue salvada milagrosamente de la modernización gracias a una ley de protección de su centro medieval que dejó congelado sus monumentos arquitectónicos.

Sarlat-la-Canéda

En el centro de la ciudad, las construcciones son de gran homogeneidad, un auténtico laberinto de calles estrechas por demás pintorescas, casas de paredes de roca con tejados de pizarra. Afortunadamente, Sarlat fue el primer pueblo bajo un programa de protección histórica, siendo restaurado como conjunto medieval de un modo exitoso.

Sarlat-la-Canéda

Hoy es posible caminar y viajar a otro tiempo gracias a ello:

Sarlat-la-Canéda

Apreciar las numerosas galerías de arte:

Sarlat-la-Canéda

Incluso descubrir que aún en sus calles más apartadas de la parte histórica, continúa siendo un poblado encantador:

Sarlat-la-Canéda

Sarlat-la-Canéda

El turismo termina por encender la fama de Sarlat como un destino interior de Francia que por sí solo merece hacer los kilómetros que requiere. Lo que fue un ambiente tradicional rural, hoy está lleno de turistas que llegan desde todas partes.

Sarlat-la-Canéda

Sarlat-la-Canéda

Sarlat-la-Canéda

Sarlat es también una capital gastronómica, especializada en recetas campesinas transmitidas de generación en generación. Pero también en productos regionales como las trufas, foie gras, frutos secos, carnes confitadas, castañas o licores.

Sarlat-la-Canéda

Creo que la belleza de Sarlat, se explica mejor en cada foto capturada.

Sarlat-la-Canéda

Sarlat-la-Canéda

Sarlat-la-Canéda

Sarlat-la-Canéda

Sarlat-la-Canéda

Sarlat-la-Canéda

Sarlat-la-Canéda

Es otra de las joyas del “valle de los pueblos medievales colgados” de Dordoña, en la región de Aquitania. En realidad son dos conjuntos urbanos a poca distancia, uno Sarlat, y La Canéda, hermanados por su nomenclatura y su pasado e historia. Sarlat es una ciudad que fue escenario de numerosas películas de la época gracias a que su conjunto medieval es uno de los más grandes y mejor conservado de Europa.

En este video puedes ver un resumen de las razones para viajar a Sarlat (también puedes suscribirte a nuestro canal de Youtube para recibir más lugares increíbles)

Para finalizar, dejo el mapa con la ubicación de Sarlat, y la ruta para hacer en coche (todos los detalles de esta ruta los pueden encontrar en el enlace en el primer párrafo).

(*) Todas las imágenes pertenecen al autor del post Matías Callone, y se pueden compartir bajo licencia Creative Commons. Esto significa que siempre hay que citar al autor, y enlazar al post y álbum de fotos original en Flickr

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio de tus billetes de avión con estos simples trucos)

4. Envía tu consulta viajera

4 Comentarios

  1. Pasear por esos pueblos es respirar una gran historia. Afortunados los que puedan conocerlos.

  2. No hay nada como estar conociendo pueblos y ciudades de Francia Lion, Perouges, París etc, etc.que bello país

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *