Share on Pinterest

Es “solo” un río (aunque con un caudal de agua sorprendente) avanzando a través de la jungla en la zona de frontera entre Argentina y Brasil. Al encontrarse con una fractura natural del suelo rocoso en un territorio relativamente llano se produce uno de los espectáculos naturales más impresionantes del mundo, y desde hace pocos años incluida como una de las siete maravillas naturales del mundo.

No es “una” catarata, es un horizonte completo de cascadas y saltos de agua (275 en total) en una extensión de cientos de metros en la jungla, algunos de ellos de 80 metros de altura y emitiendo un sonido en el que más que un río se parece a un mar cayendo (en caudal normal unos 1500 m³ de agua por segundo) atravesando obstáculos entre rocas y vegetación.

cataratas-iguazu-lado-brasil-3001

La cascada tiene la forma de una letra “J” invertida y extendida. Unos saltos son más espaciados, otros en un sector de garganta  que asemeja un embudo gigante. Aquí estremece por el caudal del agua y el sonido. Se conocen como cataratas del Iguazú, y para verlas en toda su dimensión, hay que organizar la visita a través de los dos países (Argentina y Brasil) en sus correspondientes parques nacionales sobre la frontera sobre la que se asienta la maravilla. En Argentina el parque está dentro de la provincia de Misiones, y en Brasil en el estado brasileño de Paraná.

Aquí tienes información para organizar la visita a Cataratas del Iguazú en ambos países.

Las fotos a continuación fueron capturadas en una visita reciente a las cataratas desde ambos lados, y aún entre tantas imágenes, resulta difícil transmitir la dimensión y la sensación que se puede tener al verlas en directo. Por momentos uno queda “rodeado de cascadas” hacia todas las direcciones, y eso solo es una porción de las enormes cataratas:

DCIM100GOPROGOPR1740.

cataratas-iguazu-lado-brasil-3029

Algunos de los miradores en el lado de Brasil:

cataratas-iguazu-lado-brasil-2970

La posibilidad de acercarse a la mayoría de los saltos o pasar encima de ellos en el lado argentino de las cataratas:

cataratas-iguazu-1791

El ecosistema de las cataratas es tan particular que hasta hay pajaros que se adaptaron a anidar detrás de los saltos de agua, y se los puede ver volar y desaparecer entre las cascadas:

cataratas-iguazu-lado-brasil-2945

El sector más imponentes de las cascadas es la Garganta del Diablo, y la forma más cercana de apreciarla es desde uno de los miradores que llegan al borde del abismo (desde el lado argentino hay un largo sendero en plataformas y pasarelas sobre el río que después de 20 minutos de caminatas nos dejan con estas vistas en el mirador):

cataratas-iguazu-lado-argentino-3159

Desde otros de los miradores en el lado argentino de las cataratas, se viven “desde adentro”: se camina por plataformas sobre ellas, y nos podemos asomar desde lo alto para ver los saltos:

cataratas-iguazu-lado-argentino-3115

cataratas-iguazu-lado-argentino-3097

cataratas-iguazu-lado-argentino-3082

Una forma de vivir las cataratas con intensidad es a través de embarcaciones que te acercan hasta el límite mismo de las caídas de agua (inevitable regresar empapado, pero todo un placer ante tanto calor tropical):

cataratas-iguazu-lado-argentino-3055

cataratas-iguazu-1775

Las vistas desde el lado Brasil son panorámicas, y los senderos nos llevan como por una “platea” que se enfrenta a los saltos de agua del otro lado de la ribera del río:

cataratas-iguazu-1751

Los miradores desde el lado Brasil:

cataratas-iguazu-1738

cataratas-iguazu-1708

cataratas-iguazu-1720

Se suele decir que mientras del lado de Brasil se tiene la vista panorámica de las cataratas, desde el lado argentino se exploran y se viven las cataratas a través de senderos por sobre el río, miradores y pasarelas que requieren largas y reconfortantes caminatas, incluyendo una que se asoma al embudo de la imponente Garganta del Diablo.

Y en cualquier de los lados, por los senderos y miradores se pasea entre la selva semitropical, y la sensación es sobrecogedora ante el espectáculo natural, el sonido de fondo, y las vistas que se van modificando a cada momento hasta quedar rodeados de cascadas en todas direcciones.

El espectáculo del agua que ya es desbordante, suma la belleza de la selva, la flora, musgos, la fauna, mariposas de todas formas y tamaños, coatíes, monos y tucanes conviviendo en un particular ecosistema. Al visitarlas, seguramente nuestros parámetros en cuanto a belleza natural y dimensiones de una catarata quedarán en un nuevo nivel, incluso la definición de “maravilla natural” puede resultar a poco. La belleza natural en forma de cataratas tiene una de sus mejores versiones en este punto de la exuberante Sudamérica, y no dudaría en confirmarlo.

En el siguiente vídeo de mi visita a cataratas, puedes ver tres minutos de imágenes y sonidos en distintos miradores y ángulos, un resumen relajante e imponente:

En el siguiente mapa puedes ver las Cataratas del Iguazú en un mapa y entender su ubicación y dimensión:

Todas las imágenes bajo licencia Creative Commons (Matías Callone). Ver el álbum completo en Flickr. (Se pueden compartir enlazando a cada imagen)

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio de tus billetes de avión con estos simples trucos)

4. Envía tu consulta viajera

4 Comentarios

  1. Este año viajé, es un lugar tan bello que no me alcanzan las palabras de lo hermoso que es. Quisiera llevar a mi familia. Y que limpio está todo, no encontrás un papel tirado ni en toda la provincia. Hay que volver, se los recomiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *