Share on Pinterest

Nunca mejor dicho: las imágenes (unas 60) pueden valer más que mil palabras en éste caso. Hace pocos días, pude recorrer el que sin dudarlo (y me animo a decirlo) está entre los senderos costeros más bonitos del planeta: el trayecto de cincuenta y tres kilómetros del Parque Nacional Abel Tasman. Simplemente los invito a acompañar una selección de fotos que hice en el parque, un deslumbrante despliegue de playas idílicas, jungla templada, estuarios de agua turquesa, ríos de colores inverosímiles:

Granada-6113

Abel Tasman es el Parque Nacional tal vez más famoso de Nueva Zelanda. Se encuentra en la costa norte de la Isla Sur del país, en un clima templado.

Para empezar, un retrato en plena aventura. El parque solo se puede recorrer caminando, equipado, con los propios alimentos y equipo en nuestra espalda para acampar.

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Si algo identifica a éste parque son su increíble colección de playas de todas las formas y tamaños, pero siempre con algo en común: aguas calmas, turquesa, como una piscina, y la jungla a pocos metros del agua:

 

Abel Tasman - Nueva Zelanda

La única presencia humana en el Parque son los mochileros y senderistas, pero no hay restos de civilización (solo en unos pocos puntos):

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Vistas así, son las  que sobran:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

(no es el Caribe, aunque si no tocáramos el agua helada, casi lo creeríamos)

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Nunca podría ser más bonito caminar en un lugar así:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Atravesar ríos que enloquecieron con sus colores:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Descubrir islas y un paraíso que se extiende hasta el horizonte:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Todo el sendero se interna por tramos en la jungla, y desvía hasta dejarte en una nueva playa:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Y cuando digo playa, digo playas como ésta:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

O como ésta:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

También hay numeroso estuarios que según las mareas, terminan invadidos por agua turquesa del mar, o simplemente, por agua de ríos prístinos que se encuentran con el mar:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

(¿Había mencionado que hay playas increíbles?)

Abel Tasman - Nueva Zelanda

(creo que sí lo había dicho, pero insisto, hay playas increíbles, y solo algunas pocas construcciones para servicios del parque)

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Una mañana pude ver el mar más calmo del mundo:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Otra mañana, pude caminar por una playa como ésta:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

O pude espiar la costa desde la jungla:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Mirar hacia abajo, y descubrir la casa de mis sueños (o los de cualquiera)

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Descubrir mil veces la hoja del helecho (que es el símbolo auténtico de Nueva Zelanda, está en su logo, y en todas partes):

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Deslumbrarse con el agua más turquesa del mundo en un estanque:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Caminar una y otra playa y jamás cansarse de hacerlo:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Y no poder evitar, esa foto (tan poco original) pero que tan bien refleja el estado de esos días inolvidables:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Descansar en una playa donde los árboles mueren:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

O también subir montañas y no poder evitar mirar hacia abajo:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Sentirse un explorador en un nuevo mundo:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

(lo que se ve abajo es un lugar de acampada, nada mal para amanecer en un sitio así)

Abel Tasman - Nueva Zelanda

La playa de un náufrago (podría ser)

Abel Tasman - Nueva Zelanda

La jungla, a pocos metros de la playa:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

A veces, hay que despertar muy temprano para atravesar un paso de marea (con la marea baja):

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Pero madrugar tiene recompensas como ésta:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

(otra forma de recorrer el Parque Nacional Abel Tasman es en kayak…¿Lo imaginan?, remar de una playa a otra, y así durante días)

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

También hay fauna, de día muy relajada…de noche todo se vuelve pura supervivencia (ya debería contar lo que uno escucha al acampar en un lugar así):

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Y más ríos que enloquecieron de color:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Algunas playas están más concurridas de día, pero no mucho más que esto:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Y otras playas, están completamente desoladas, y el agua parece un cristal:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

También hay cantidad de islas:

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Pájaros de todo tipo (y sonidos que jamás había escuchado en mi vida)

Abel Tasman - Nueva Zelanda

(la fuerza de la naturaleza)

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Y ya terminando, una colección de postales que jamás voy a olvidar.

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Abel Tasman - Nueva Zelanda

Nota: Todo el recorrido y las fotos fueron tomadas en un paseo que hice entre el 10 y 14 de octubre de 2014 en el Parque Nacional Abel Tasman. Para hacerlo (pueden leer todos los consejos y preguntas frecuentes en esta entrada), hay que tener reservados espacios de acampada o un lugar donde dormir en cabañas rústicas (en mi caso, lo hice con acampada). Hay que llevar y calcular los alimentos para todos los días, los servicios disponibles son mínimos (básicamente, baños un poco rústicos cada tantos kilómetros) y lo más importante, regresar con todos los restos de basura (eso de no dejar rastro, que no cuesta nada). La experiencia es absolutamente recomendable (y alucinante).

Para organizar el recorrido dejo el enlace al sitio oficial del Abel Tasman Coastal Track (también pueden dejar un comentario y responderé para ayudar en lo que pueda)

* Todas las imágenes están bajo licencia Creative Commons en éste álbum en Flickr, lo que significa que se pueden compartir pero siempre mencionando al autor y enlazando a cada foto original en Flickr.

Ver también: un paseo por la aldea de película más bonita del mundo (Hobbiton set) 

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Busca ofertas de vuelos (mejora el precio con estos simples trucos)

4. Reserva Excursiones y tours con Viator

5. Envía tu consulta viajera

11 Comentarios

  1. Hice este trail hace 9 años…. impresionante, cada playa supera a la anterior… Interesante las estimaciones de tiempos dependiendo si la marea esta alta o baja a la hora de cruzar una playa…

  2. Diego, ya está corregido, fue un lapsus al escribir 🙁 gracias!

    Soymicmic: el Abel Tasman Costal Track es alucinante y de punta a punta, no sabría que playa recomendar, ni que trayecto, porque son todos…solo tiene unos tramos de una hora que por ahí se ponen “aburridos” porque se internan en la montaña y a veces no hay tanta vegetación…pero eso es solo un descanso, y en poco se vuelve a alucinar con todo lo que uno ve. Cierto lo de las mareas, está muy bien explicado en cada hut-cabaña que hay en el parque, con los horarios de marea, solo un paso es importante porque es la única forma de hacerlo, con marea baja, el resto si está la marea alta se puede cruzar por arriba, aunque se estira una hora de tiempo….

  3. Muchas gracias Matías por compartir esta delicia de paisajes. Son unas preciosas fotos. Sería maravilloso poder verlo in situ, pero si la vida no nos da la oportunidad, al menos tu lo has hecho.
    Gracias por ello.

  4. María – Miriam gracias gracias por los comentarios, confieso que alguna vez estos sitios me parecían imposibles también, aún no me lo creo haber estado y andar por ahí, la verdad que no es a la vuelta de la esquina pero vale la pena.

  5. Alionka: Hola!
    En cuanto a los campings, se puede decir que hay variantes para cada gusto. Los que están junto a los huts son por supuesto los menos “rústicos”, los que tienen mejores instalaciones. En cambio, yo al menos alguna noche recomiendo quedarse en algún camping junto a la playa que no son huts. No recuerdo exactamente los nombres, pero los puedes ver en el mapa, por ejemplo en Anchorage hay uno que está a unos 30 minutos del hut y te permite amanecer en una bahía de playa alucinante. Que tengan buen track!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *