Share on Pinterest

El glaciar Mendenhall es un gigante de hielo de 12 kilómetros de extensión en Alaska. Y si bien miles de visitantes se acercan a mirarlo desde lejos, pocos llegan a sorprenderse desde su ángulo tal vez más curioso: su interior. El aumento de la temperatura ha provocado el retroceso del glaciar, mientras el deshielo va tallando cuevas internas, creando un mundo “surrealista” de colores turquesa en constante cambio:

cueva-hielo-glaciar-mendenhall

AER Wilmington DE

Para llegar a éstas cuevas de hielo dentro del glaciar, hay que emprender una travesía que requiere un tramo en kayak, caminata, escalada en hielo, y claro, el animarse a adentrarse en cavernas que en algún momento podrían desplomarse. El espectáculo visual será tan curioso como puede verse en éstas fotos seleccionadas:

AER Wilmington DE

AER Wilmington DE

Cristina Della Rosa

AER Wilmington DE

Un poco de arte abstracto:

AER Wilmington DE

AER Wilmington DE

AER Wilmington DE

mendenhall-cave-alaska (2)

Copyright: orangecrush via Shutterstock

glaciar-alaska

Copyright: Sean Lema via Shutterstock

Mendenhall-cave-alaska

Copyright: Serhat Akin via Shutterstock

Mendelhall-cave-alaska

Copyright: rodhan via Shutterstock

Y las cuevas con vistas de Instagram:

 

Para terminar el recorrido, un vídeo desde el interior de las cuevas:

El glaciar Mendenhall se encuentra en el centro de Juneau, zona sureste de Alaska. Junto a su entorno es parte de una área protegida. Hay impresionantes vistas hacia el lago circundante, en un paraje que recibe medio millón de visitantes cada año.

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Busca ofertas de vuelos (mejora el precio con estos simples trucos)

4. Reserva Excursiones y tours con Viator

5. Envía tu consulta viajera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *