Share on Pinterest

El glaciar Mendenhall es un gigante de hielo de 12 kilómetros de extensión en Alaska. Y si bien miles de visitantes se acercan a mirarlo desde lejos, pocos llegan a sorprenderse desde su ángulo tal vez más curioso: su interior. El aumento de la temperatura ha provocado el retroceso del glaciar, mientras el deshielo va tallando cuevas internas, creando un mundo “surrealista” de colores turquesa en constante cambio:

cueva-hielo-glaciar-mendenhall

AER Wilmington DE

Para llegar a éstas cuevas de hielo dentro del glaciar, hay que emprender una travesía que requiere un tramo en kayak, caminata, escalada en hielo, y claro, el animarse a adentrarse en cavernas que en algún momento podrían desplomarse. El espectáculo visual será tan curioso como puede verse en éstas fotos seleccionadas:

AER Wilmington DE

AER Wilmington DE

Cristina Della Rosa

AER Wilmington DE

Un poco de arte abstracto:

AER Wilmington DE

AER Wilmington DE

AER Wilmington DE

mendenhall-cave-alaska (2)

Copyright: orangecrush via Shutterstock

glaciar-alaska

Copyright: Sean Lema via Shutterstock

Mendenhall-cave-alaska

Copyright: Serhat Akin via Shutterstock

Mendelhall-cave-alaska

Copyright: rodhan via Shutterstock

Y las cuevas con vistas de Instagram:

 

Para terminar el recorrido, un vídeo desde el interior de las cuevas:

El glaciar Mendenhall se encuentra en el centro de Juneau, zona sureste de Alaska. Junto a su entorno es parte de una área protegida. Hay impresionantes vistas hacia el lago circundante, en un paraje que recibe medio millón de visitantes cada año.

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio de tus billetes de avión con estos simples trucos)

4. Envía tu consulta viajera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *