Un faro gigante… en la isla más pequeña del mundo (Bishop Rock)

Más que un relato fotográfico de un sitio del que no abundan fotos, ésta entrada es la reseña de una pequeña isla que resulta una enorme curiosidad. Según los criterios para definir una isla, el peñasco de las Islas Sorlingas (Islas of Scilly) perteneciente a Gran Bretaña sería la isla más pequeña del mundo, que me animo a decir, tendría la construcción más desproporcionada del mundo.

Bishop_Rock_faro_Scilly

 

Richard Knights

Considerada como isla por tener una construcción humana habitada hasta hace poco tiempo, se conoce como Bishop Rock y se encuentra en cercanías de la península de Cornualles, al suroeste del Reino Unido. Lo que decimos cuando hablamos de construcción no es otra cosa que un gigantesco y desproporcionado faro (desproporcionado para lo que es la isla). Es fácil imaginar lo claustrofóbico que podría resultar pasar un largo período en éste faro que estuvo habitado hasta el año 1992. Simplemente, se trataba de vivir encerrado en un faro en un peñasco, que no se puede recorrer caminando por el peligro del oleaje.

Tim Dobson

La explicación del lugar y la situación del faro no tiene mucho misterio: el peligro y los problemas causados por el peñasco y las islas Scilly, incluyendo a numerosos barcos de la flota británica que custodiaban el lugar en uno de los mayores incidente navales de la historia británica, cuando en una tormenta en el año 1707 se perdieron cuatro barcos de la armada y unas 2.000 personas fallecidas estimadas.

 

Alistair Young

Bishop Rock es la más peligrosa de las islas, y la dificultad para la construcción no fue poca. Tras un intento fallido, se construyó una especie de presa con bloques situados por debajo del nivel del mar y rodeando a la isla, de modo de bombear el agua y permitir el trabajo de los operarios. La primera torre, que demoró siete años en construirse a mediados del siglo XIX, tenía 35 metros de altura, y debió ser reforzada  unos años después, cuando se adicionaron nueve metros más al faro.

Actualmente, el faro está en funcionamiento de forma automatizada. Como nota de color, la isla está considerada como la más pequeña del mundo (con una construcción) en el libro Guinness de los récords. Además, ha protagonizado numerosos documentales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *