Share on Pinterest

En dos pequeñas islas deshabitadas (Imeri Gramvousa y Agria Gramvousa) en la costa noroeste de Creta hay lugar para las sorpresas. La primera, es la belleza árida del lugar, un contraste entre promontorios rocosos amesetados y despojados junto a un mar que parece una piscina turquesa. La segunda sorpresa es llegar hasta la laguna Balos (Balos Lagoon) donde se produce una puesta en escena natural bastante peculiar: un islote rocoso forma parte de un cabo que está unido parcialmente a tierra por una piscina turquesa alternada con porciones de arena en color rosa. Un sitio puntual, aislado, poco conocido…en resumen, un lugar increíble digno de estar en la lista del blog:

playas-islas-de-grecia

Derecho de autor: Anna Lurye (*)

playa-rosa-grecia

Derecho de autor: Simon Dannhauer (*)

playa-rosa-grecia (2)

Derecho de autor: vitmark (*)

Laguna of Gramvousa

A+A

Pink sand in Balos

Alberto Perdomo

Balos

Borja Santacruz Fabregues

Balos

Matteo Martinello

Balos

Matteo Martinello

PInkish and normal sand

Alberto Perdomo

Goat contemplating the sea

Alberto Perdomo

Looking to the right

Alberto Perdomo

gramvousa-grecia

Derecho de autor: Gyuszko-Photo (*)

Las dos pequeñas islas de Gramvousa pertenecen al municipio de Kissamos, y fueron escenario de ocupaciones temporales que incluyeron una fortaleza veneciana (hoy en ruinas) y restos de edificios abandonados por los insurgentes de Creta en la guerra griega de Independencia. Balos Lagoon es uno de los sitios donde encantarse con las numerosas maravillas griegas, especialmente al atardecer, cuando desde lo algo de una de las islas se obtiene una vista panorámica inolvidable de todo el entorno.

(*) Imagen via Shutterstock

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio de tus billetes de avión con estos simples trucos)

4. Envía tu consulta viajera

4 Comentarios

    1. Es algo maravilloso y espectacular ver esos paraísos terrenales, que son de nuestro mundo. Aveces queremos ver , sentir, bañarnos en esas aguas prodigio de la naturaleza, y no logramos hacerlo realidad. De todos modos soñar no cuesta nada, y alguna vez, si dios quiere, puedo presenciar esa belleza !!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *