Share on Pinterest

En Suiza, es de esperar numerosos paisajes de montaña con sus valles y sus particulares formas. Entre los más bonitos, nombramos un valle abrupto con 72 cascadas llamado Lauterbrunnen. Hoy conocemos otro valle imponente, y la razón no es otra que el estar encerrado en unas imponentes paredes de roca de hasta 160 metros de altura a lo largo de 4 kilómetros.

Martin Abegglen

Se llama Creux du Van, y naturalmente, es una densa porción de bosque de un kilómetro de ancho encerrado entre “murallas de roca”. Se encuentra en la frontera entre Neuchâtel y el Vaud, en una formación geológica con milenarios depósitos calcáreos modelados por glaciares y por el agua, formación hoy convertida en una reserva natural. No es nada extraño recorrer practicando trekking el sitio y encontrarse con cabras montesas, linces, y otros animales autóctonos disfrutando de la libertad en su hábitat.

Patrick Nouhailler

j-b.d

Patrick Nouhailler

Patrick Nouhailler

Patrick Nouhaller

Katrin Morenz

Martin Abegglen

Patrick Nouhailler

j-b.d

Patrick Nouhailler

Vasile Cotovanu

Falk Lademann

Patrick Nouhailler

Creux du Van se puede recorrer a pie, a través de un camino que se inicia en Noiraigue, y arribar a la cumbre disfrutando de las mejores vistas. También, se puede llegar en coche hasta ferme du Soliat, a unos pocos minutos de la cumbre desde Saint-Aubin-Sauges. De cualquier forma, lo imperdible es llegar al borde de los abruptos acantilados, y disfrutar de los miradores naturales.

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio de tus billetes de avión con estos simples trucos)

4. Envía tu consulta viajera

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *