En la mayoría de las casas se cuelga algún cuadro de un paisaje bonito, en Patagonia es mejor abrir una ventana

Aterricé en Calafate con 20 días por delante, ninguna hoja de ruta muy clara y un desafío por delante: sobrellevar tres semanas partiendo con la pregunta a cuestas: ¿y ahora que hago acá?. Puede que el título resuma buena parte de la conclusión del viaje: después de recorrer cinco ciudades y gran parte de cuatro parques nacionales del llamado fin del mundo entre Argentina y Chile, debo decir que sueño con tener una ventana con una vista como las que abundan en la Patagonia.

IMG_0262

Paisajes donde las dimensiones espaciales son monumentales y despojadas. Belleza minimalista asediada por el viento, la aridez, y los detalles que se ven inverosímiles: un lago turquesa, un cóndor planeando, una montaña de formas caprichosas, nieves milenarias, guanacos que saltan alambradas, un sol tenue, pastizales infinitos, una casa de chapa con paredes blancas y techo rojo. Patagonia, el paisaje que invita a diseñar casas con ventanas importantes (y una buena calefacción para sobrevivir al invierno):

IMG_0190

IMG_0173

IMG_0643

IMG_5124

IMG_5116

IMG_5357

IMG_0494

IMG_5554

IMG_9796

IMG_0741

IMG_5378

IMG_5559

…soñar con una ventana así…no cuesta nada ¿no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.