6 faros con historias curiosas

Un faro que se queda sin isla, otro que termina devorado por la arena. Un faro para vivir por meses a solas con el mar, otro que viajó desde París. Un faro en una fortaleza natural, y otro que lleva casi un siglo en pie a pesar de estar abandonado. Si bien el faro debería ser un referente, una orientación en la oscuridad, una guía para los desorientados y un final feliz para tantas historias de viajes, muchas veces, es el propio faro el protagonistas de historias que vale la pena conocer. Éstas son algunas historias curiosas de faros dispersos por el mundo:

1. Un faro que se quedó sin isla

Dan J

sjg08

Desde la costa, se lo ve solitario y rodeado de agua, como si se tratara de un espejismo. El faro de la isla Morris se encuentra en la entrada del puerto de Charleston en Carolina del sur, en Estados Unidos. Fue construido hace más de un siglo y las corrientes oceánicas le jugaron una mala broma, erosionando la isla en la que se encontraba hasta desaparecer en el año 1938. Hace casi medio siglo que está completamente abandonado. (Leer más)

2. Un faro devorado por la arena en Dinamarca

John Nuttall

andjohan

Jonas Löwgren

El faro Rubjerg Knude en Dinamarca fue inaugurado en el año 1900 al pie de un acantilado. Y pudo operar a lo largo de 68 años, hasta que las dunas de arena y la erosión terminaron por «devorarlo». Hoy sobresale sobre la arena, aunque gran parte del complejo del faro, con sus viviendas alrededor, quedaron debajo de la arena.

Advertisements
Tips para alquilar coche en 2022 >> Desde el blog ya gestionamos más de 1000 reservas de coche de alquiler. De ser posible, anticípate ya que por reactivación post pandemia algunas agencias de alquiler de coche tienen mucha demanda, pero la disponibilidad de coches algo limitada. Selecciona búsquedas preferentemente desde el aeropuerto de las ciudades para encontrar mejores precios y variedad. Encuentra hasta 15% de descuento con este comparador de coches de alquiler entre las mejores agencias:

3. Un faro para aislarse del mundo, en Francia.

blue eyes photographies

blue eyes photographies

En la costa de Bretaña francesa hay numerosos faros. En cercanías de la Punta de Raz, se encuentra el faro Tevennec, con larga historia desde el año 1869 luchando contra cientos de tormentas y furia marina. Hasta antes de su automatización, sucesivos guardias vivieron con sus esposas al cuidado del faro, una tarea que los guardias describían como un infierno por la situación de aislamiento. Aún a 14 metros de altura, las olas en tiempo de tormenta transformaban el faro en un «barco a la deriva».

4. El faro que viajó desde París a Nueva Caledonia.

Adrien Cretin

Viaja seguro y con descuento para nuestros lectores 

>> cotiza tu seguro de viaje IATI con 5% de descuento desde aquí

Adrien Cretin

El faro Amédée está situado en un paraíso a pocos kilómetros de Numea, rodeado de playas de aguas claras y arrecifes. Y su viaje hasta llegar allí fue largo, tanto como unos miles de kilómetros. Sus partes metálicas provienen de París, donde fue fabricado y luego transportado hasta ser ensamblado en su destino final. (Leer más)

5. Un faro en una fortaleza natural, en Italia.

George Keith

Giovani

La isla de Strombolicchio es un islote de origen volcánico cerca de las islas Eolias. Y como promontorio rocoso natural, se parece a una fortaleza emplazada caprichosamente en medio del mar. El escenario es tan inusual, que hasta los griegos asignaron el sitio a uno de sus dioses Eolo, quien gobernaba el viento. El faro, es relativamente nuevo, con apenas unos 100 años de historia. (Leer más)

6. Otro faro abandonado (desde hace casi un siglo)

Thomas Guest

David Dawson

Ni es tan grande, ni tan vistoso pero es «milagroso» que aún esté en pie. Frente a la costa de Gower, sur de Gales, hay otro faro de hierro que curiosamente está abandonado desde hace 90 años, cuando los puertos cercanos a los que servía quedaron inutilizados para siempre. (Ver más sobre Whiteford Lighthouse)

2 comentarios de “6 faros con historias curiosas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.