Una gran cascada en el Desierto Pintado, Arizona

Esta gran cascada en el Desierto Pintado, en Arizona, podría haber sido un escenario natural para la película de Willy Wonka. Sus aguas portentosas bajan con el color del chocolate que tanto obsesiona al curioso personaje de Johnny Deep. Más increíble aún es verla en contraste con el paisaje árido color ladrillo que la rodea.

Frank Kovalchek

Grand Falls (tal su nombre en inglés) tiene 56 metros de altura, dato no menor que la convierte en aún más alta que las del Niágara. El trabajo de la catarata es llevar aguas de deshielo y de las lluvias monzónicas hacia el Pequeño Río Colorado, que pasa a sus pies y aguarda paciente ser nutrido con el caudal que llueve desde terreno arriba.

El origen de este lugar magnífico se remonta mucho tiempo atrás cuando un torrente de lava, lago encendido (literalmente), fluyó desde el Cráter Merriam hacia el río. La naturaleza es tan inteligente que ante esta situación operó reconduciendo al curso de agua alrededor del hilo de lava, dando surgimiento a las Grand Falls donde se retoma la ruta con el curso original.

Frank Kovalchek

Para visitar esta maravilla natural tienes que tener en cuenta que no es de fácil acceso y que la mayoría de las rutas de acceso no están pavimentadas. De hecho, la ruta más cercana es la Grand Falls Road, que atraviesa el lecho del Pequeño Colorado y, cuando esté está crecido, sólo 4 x 4 pueden atravesarla.

Frank Kovalchek

También averigua la época exacta para ir ya que, por meses enteros, las cataratas se reducen a apenas un charco de agua en medio de la tierra marrón. La entrada es gratuita pero hay que tener en cuenta que la catarata está en tierras Navajo y salirse de las rutas establecidas está contra su ley. Con todo, bien vale la pena contratar guía o rentar un vehículo, e ir a su encuentro.

Frank Kovalchek

Un comentario de “Una gran cascada en el Desierto Pintado, Arizona

  1. julio dice:

    Je estado este verano en esta catarata, lo malo es que estaba completamente seca como ya suponiamos. Aun así fue toda una aventura llegar hasta alli por lo complicado del terreno y los dificiles accesos que hay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *