5 razones para viajar a Sevilla

Sevilla es una hermosa ciudad llena de contrastes asombrosos. Las etapas históricas han sedimentado en varios estilos que, cual capas, pueden ir develándose a los ojos de viajero en una experiencia sin igual. Esta ciudad de España no debería dejar de figurar en el itinerario de ningún viajero por lo cual aquí les damos 5 razones para viajar a conocerla.

Antonio Gil

1. La influencia árabe en la arquitectura y el diseño

Encontrarás muestras del paso de esta cultura dentro del Alcázar Real, más precisamente en el Patio de los Maidenes. No darás crédito a tus ojos al ver los azulejos moros con su paleta de colores y sus formas sutiles y vibrantes a la vez.

Los patios interiores andaluces, la fuente en el Patio de los Naranjos en la Catedral, en cada lugar hay una obra de arte arquitectónico que te dejará maravillado. Hasta los pestillos de las puertas están ornamentados de manera de dejar de ser un elemento ordinario.

2. Escala intimista

Recorrer el vecindario Santa Cruz es casi obligatorio. Sus calles estrechas, tanto que no pasan autos por ellas y hasta dos personas caminando a la par no caben. Sensación única dentro de un escenario urbano poco frecuente.

3. Escala monumental

La Plaza de España construida en 1929 es muestra de dimensiones descomunales así como la Catedral de Sevilla se lleva el título de la catedral gótica más grande del mundo. No hay que dejar de mencionar La Giralda, cuya torre ha sido un minaret moro, al que recomendamos subir para tener una panorámica sublime de la ciudad. El Alcázar y sus jardines y la Alameda de Hércules, imperdibles.

4. El arte

Lo hallarás por donde estés así sea en el Museo De Bellas Artes, en los azulejos de la Plaza España o en el barrio Triana o en las esculturas de la Plaza Nueva. Incluso verás muestras geniales de arte callejero por la ciudad. Ten los ojos bien abiertos.

 

5. Vegetación sub-tropical

Las razones para visitar Sevilla no se agotan en esta última, claro está. Sin embargo, los naranjos que crecen por todos lados, las palmeras y el verde circundante son el toque natural que esta bellísima ciudad guarda para contrastar con sus vivos colores de la edificación y volverla irresistible para cualquier viajero.

 

Vía: Outoftownlocal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *