Share on Pinterest

Puedes seguirnos en Twitter @101lugares

La combinación de grandes cuevas, formaciones cársticas con curiosos pináculos de roca que “emergen” entre la vegetación, acantilados verticales y pendientes empinadas, y una selva lluviosa de montaña  (poblada de criaturas que la mayoría de nosotros jamás pudo ver siquiera en fotos), son ingredientes suficientes para hacer de Gunung Mulu un lugar increíble como pocos:

dracophylla (*)

Situada en el estado de Sarawak, a 100 kilómetros de la ciudad de Miri, en el corazón de la isla de Borneo, Malasia, el acceso a la selva de Gunung Mulu no es nada fácil, imposible por tierra, y sólo habilitado por aviones tras un vuelo de 30 minutos, o por barco, luego de un día de navegación. Sin embargo, una vez en las oficinas del parque, se puede acceder a alojamiento, desde donde se pueden emprender las principales excursiones.

auspices

Por si fueran pocas las atracciones, la jungla, esconde debajo cavidades subterráneas que nadie imaginaría. Por ejemplo, la cueva de Sarawak es  una de las mayores cavidades subterráneas conocidas en el planeta. Pero en cuanto a parajes que extraños o fuera de todos los estereotipos, los pináculos karts que emergen en una zona del parque, tienen poco que envidiar en cuanto a rarezas geológicas del planeta:

Luka Esenko (*)

Jason Moore (*)

Paul White (*)

Las montañas de piedra caliza, tras miles de años erosionadas por la lluvia han dado lugar a enormes cavidades, grietas y pasajes que permanecen ocultas bajo la vegetación. Sin embargo, muchas de ellas, de enormes dimensiones, se pueden explorar, y son objetos modelo de estudio para develar las formas en que la vida se las ingenia para evolucionar en su interior.

Alex Gooi

La Jungla de Gunung Mulu está declarada Patrimonio de la Humanidad por ser un ejemplo de ecosistema de gran valor geológico y biológico, con una belleza natural excepcional. De hecho, su exuberante naturaleza deja a resguardo más de 3.500 especies de plantas vasculares, 109 especies de palmeras, y millones de murciélagos en sus cuevas, que cada atardecer salen en simultáneo a sobrevolar la selva.

chem7

chem7

Alan Cressler

cumidanciki

nic0704 (*)

Paul White

Alan Cressler

Jason Moore (*)

Lo visto en las anteriores imágenes, es apenas un anticipo de las sorpresas que puede guardar el Parque Nacional Gunung Mulu, para muchos viajeros, una de las zonas de jungla más sorprendentes que quedan intactas en el planeta. No podemos menos que desear que perdure su aislamiento.

Más información de Gunung Mulu (ENG)

(*) Imágenes con derechos protegidos autorizadas por el autor para publicarse en el blog

Si copias o citas la entrada, simplemente enlaza a la fuente original

Compartir
Share on Pinterest

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Busca ofertas de vuelos (mejora el precio con estos simples trucos)

4. Reserva Excursiones y tours con Viator

5. Envía tu consulta viajera

3 Comentarios

  1. Excelente artículo y fotos sobresalientes.
    Las selvas de Borneo, deben ser espectaculares, lo mismo la parte de Indonesia como la de Malasia. Pura vida salvaje, fauna y flora……tengo un amigo que ha ido varias veces a Palangkaraya en Kalimantan, la parte de Indonesia, a una ONG de cuidado de orangutanes, y me ha contado maravillas del lugar. Ah, y curiosísimos los pináculos, parece ciencia ficción
    Saludos

  2. Antonio: sin dudarlo, un regalo y todavía poco accesible, esperemos se conserve así!

    Gildo: sin duda toda esa zona debe ser la naturaleza más exuberante del planeta… para apuntarse lo de tu amigo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *