Share on Pinterest
There are no images.

Marc Serena dio la vuelta al mundo. Hasta aquí, en una época en donde las rutas de viaje que antes eran exóticas se vuelven usuales, no hay nada demasiado extraño. Pero Marc, decide darle a su viaje un perfil particular: se larga por el mundo para inventarse un trabajo, y en su oficio de periodista, recorre 25 países para entrar en contacto con 25 jóvenes representantes de una nueva generación. Las entrevistas con ellos, están plasmadas en un libro: La vuelta de los 25 (Ediciones B).

Hoy en cambio, el entrevistado es él, de algún modo, alguien que también podría encajar perfectamente en el perfil de los jóvenes que protagonizan su libro.

image

El número 25, sirve para conjugar varias coincidencias: Marc, con 25 años, entrevista a 25 jóvenes, y todos están dispersos por 25 países del planeta. Antes de tomar la decisión de viajar: ¿los 25 años los veías como una edad crítica?

– No, ¡al contrario! Los 25 años es uno de estos momentos en la vida en que uno se da cuenta que tiene el timón en sus manos. Que aún no ha culminado nada pero que ya ha tomado una opción, un camino. Dónde lo mejor está por llegar. Es una sensación que debería acompañarnos siempre, pero que no siempre somos conscientes de ello.

Decir que todo gran viaje empieza con un primer paso es irrefutable. Pero ese primer paso, es el que la mayoría no se anima a dar. ¿Qué era lo más importante que necesitabas para tomar la decisión de viajar?

– Viajar tiene un precio, pero a veces no es sólo económico. También emocional. Yo diría que el precio más elevado lo he pagado a nivel de relaciones personales. La gente que más quieres se acostumbra a vivir con tu ausencia. Hay vidas que se separan y puede ser duro. Pero si uno toma su decisión tiene que asumir sus consecuencias.

¿Cuáles son los lugares o países que más huella dejaron?

– Todos. Hay emociones que son imposibles de jerarquizar. Hay países donde todo está muy manido y es muy cómodo de viajar. También hay otros dónde el camino está por hacer. Es bonito combinar los dos y encontrar de cada lugar lo que te quieren enseñar y lo que no. Para mi gusto, Asia me encanta. Soy de los que van a buscar las diferencias, lo exótico, la magia.

¿Algún paisaje que desearías volver a ver y recorrer?

– Soy poco de repetir. El mejor paisaje es el que está por conocer. Pero la selva de Sudamérica tiene en mí un gran poder de atracción.

Marc encuentra en su viaje un objetivo que por sí sólo suena a odisea. Primero, escribir un blog, que como si nada, gana un premio Lonely Planet a mejor blog de viajes en lengua no inglesa 2009. En el blog, y a lo largo del viaje, va plasmando la idea de conocer gente de su edad, y seleccionar para entrevistar, a 25 jóvenes que supongan el retrato de una generación.  ¿Cómo y cuando nace la idea del libro?

– El libro, aunque parezca extraño, se ha ido construyendo poco a poco. En ningún momento no tenía claro si lo que pretendía tenía sentido, si encontraría a los 25 jóvenes, si al final el material tendría algún valor. Por suerte, una historia iba trayendo la otra. Iba apareciendo un hilo invisible que lo iba hilvanando todo. Me interesaba que a final quedara un libro interesante sobre el mundo no sobre mis aventurillas. Trato de hablar poco de mí y mucho de estos jóvenes y sus vidas.

¿De que forma buscabas los jóvenes para entrevistar?.

– Cada país era un mundo. Cada vez que cruzaba la frontera, lo que había aprendido ya no me servía. Se trababa de llegar al país, informarse y preguntar. Descubrir dónde había la siguiente historia. Me encontré con jóvenes muy generosos con su tiempo, otros más apresurados… Por suerte iba sólo, sin cámaras ni presiones y esto me permitió adentrarme en las vidas y los países con mucha prudencia y respeto. Quería observar y no se observado.

image

 

A lo largo de un viaje, las situaciones anecdóticas abundan. Marc puede trabajar de extra en Bollywood, y ver la película terminada desde otro punto del planeta. ¿Cuál fue la situación más impactante?

– Ha habido muchos pequeños momentos que recuerdo con gran aprecio. Una sonrisa en la India, un señor que me devolvió el móvil que olvidé en el metro de Seúl, una lavandera parlanchina de una isla de Filipinas, un ángel de la guarda tailandés, un ciclista francés perdido en México, la conversación con una compañera de autobús de Canadá… Lo bonito del viaje es dejar la posibilidad de ser sorprendido… y ser agradecido.

¿Cual es el momento del viaje que desearías repetir, y cual el que desearías olvidar?

– Desearía repetir los momentos en que me he encontrado integrado en el país, cuando me han confundido con un local. Cuando el protagonista no era yo. Lo que no me gustaba era no poder invitar a muchos de mis nuevos amigos a visitarme algún día…

Después de la experiencia, ¿Qué errores no volverías a cometer en cuanto a la planificación, organización del viaje?

– Cuando viajas por un cierto tiempo no puedes planificar. Estás obligado a vivir al día. Además, si vas sólo no puedes echar las culpas a nadie. Si ahora viajara seguramente aligeraría aún más el equipaje para sentirme más libre.

image

image

Presentación del libro en Barcelona

Para finalizar: ¿lo de viajar de éste modo es una etapa saldada, o es un comienzo?

Hay momentos para todo en la vida: para viajar sólo, acompañado, en un viaje organizado, de mochilero, con guía de viaje y sin guía… Pero uno tiene que pensar que es lo que más le conviene en cada momento… ¡y lanzarse!

Compartir
Share on Pinterest
There are no images.

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio de tus billetes de avión con estos simples trucos)

4. Envía tu consulta viajera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *