Share on Pinterest
There are no images.

En la última entrevista de la sección de 101lugaresincreibles dedicada a a aventureros que exploran el mundo, conocimos la historia de la familia Zapp. Hoy es el turno del argentino Nicolás Meta que, con tan sólo 23 años, emprendió un recorrido por América Latina que le llevó un año, y en el cual  parió un libro que hoy va por su tercera edición y que fue bautizado “Enlazador de mundos”. El libro fue el motor financiero de la aventura y fue inspirado por la experiencia de Herman y Candelaria.

enlazador de mundos 02

El periplo de Nicolás comenzó en diciembre de 2008 junto a dos amigos que lo acompañaron en la primera etapa. El primer paso fue dado en Tucumán. El calendario y los relojes no tuvieron prioridad. El itinerario tentativo lo llevaría por Bolivia, Perú, Amazonas, bordear la franja Norte de Sudamérica y pasar a Centroamérica teniendo como punto culmine a Cuba.

Enlazador de mundos” es el diario de éste viaje y cuenta historias de formas de vida distintas que son parte de las profundidades de América y demuestra que otra forma de afrontar el día a día es posible. En una época de globalización voraz, homogeneización cultural y resurgimiento de ciertos odios raciales, lo más meritorio de Nicolás es su forma de encarar el viaje: decidió dejar los  prejuicios y preconceptos a un lado para mantener la mente abierta y así dejar que el camino lo moldeara.  Nicolás logró así fundirse con cada lugar y su gente y así llegar a comprender las culturas tan distintas a la propia que fue conociendo al andar.

¿Qué es lo que te motivó a emprender tu viaje? ¿Hubo algo que te costó mucho dejar?

Ya había viajado por España, 6 meses, donde trabajé y terminé mi primera novela: Promesa de Fuego. Después de un primer viaje, queda ese gustito por viajar, como un olor impregnado en la piel. Decidí aventurarme por Latinoamérica. En principio, 3 meses. Hasta que en la empresa donde trabajaba, una vez recibí el comentario: “Tenés la vida de un hombre de 40”. Estuve unos días pensando. Resolví viajar sin fecha de regreso. Y ese desapego a la seguridad y la rutina (lo que más cuesta dejar) me permitió aprender, conocer, conocerme, descubrir, sorprenderme, experimentar.

enlazador de mundos 04

¿Qué enseñanzas te ha dejado tu viaje? ¿qué cosas que creías ciertas al empezarlo y se te han revelado distintas al recorrer nuestro continente?

Una vez leí: El que lleva consigo sus hábitos, manías y obsesiones no viaja, sino que se desplaza. Yo partí con esta idea: estar atento al camino, no defender un punto de vista, observar y escuchar, intentar formar parte de cada sitio. En Cusco conocí a un gran hombre, llamado Cristo, que entre tantas cosas, me dijo y quedó grabado en mi memoria: Cuanto menos tienes, más ligero andas. Al principio creía que el viaje se trataba de conocer lugares. Al tiempito entendí que a los lugares los hacen las personas, y que el encanto es el de conocerlas. Más tarde comprendí que el verdadero conocimiento es el de uno mismo.

Contanos tu experiencia conociendo en cada lugar a personas distintas.

Los últimos 9 meses de viaje no pagamos hospedaje: llegábamos a un lugar y acudíamos a la hospitalidad de la gente. Bomberos, Cruz Roja, encargados, serenos, gente del pueblo: siempre había alguien dispuesto a tender una mano, a ayudar. Muchas veces el que menos tiene, compartiendo la cama y la comida, y ofendiéndose si atinábamos a negarnos. Recuerdos abundan: un cacique indígena que nos recibió en medio del Amazonas; un espía de seguridad cubano; un cazador de delincuentes en la selva venezolana con 30 hijos que cuidar; el hombre que nos resguardó en su casa junto al volcán cuando nos robaron la mochila con libros, dinero y pasaporte; Merlín el maya…

enlazador de mundos 05

¿Qué trabajos hiciste para ir financiando el viaje?

Lo costeé principalmente con las dos ediciones de Enlazador de Mundos (la tercera la saqué de vuelta en Buenos Aires). En este sentido, ayudaron muchísimo las participaciones en las Ferias Internacionales del Libro de Bogotá y Guadalajara, con un stand gratis para difundir el libro, una vez más gracias a la solidaridad de las personas del camino. En Brasil, en la costa nordeste, vendí, además, artesanías de Bolivia. En otros lugares hice trabajo de campo a cambio de hospedaje y comida.

Para aquellos que no ven la forma de empezar el sueño de viajar, qué recomendaciones le harían para empezar? ¿Qué es lo que sí o sí deben llevar y qué es lo que está de más?

Uno tiende a buscar un resguardo al futuro; nos hacemos de un núcleo de comodidad y seguridad, y nuestros temores a lo nuevo, lo desconocido, nos impiden ampliar el horizonte. Si en vez de pensar tanto escucháramos un poco más nuestros dictados más profundos, entonces sabríamos qué hacer. Para viajar, hay que sentir más; hay que estar dispuesto a soltar los amarres. Y la única forma de hacerlo es empezando. El primer paso es el más difícil. Tenemos que llevarnos a nosotros mismos. El cuerpo, los sentidos y la mente bien despiertos. El resto, más allá de la importancia que podamos concederle, son detalles.

¿Hay algo que se haya vuelto prescindible de la “vida antigua”?

Hoy, por lo menos, la vida en ciudad: tanto ruido, tráfico, humo, rejas, paredes y aceleración embota ese encuentro conmigo mismo.

enlazador de mundos 03

¿Te has cruzado en el camino con viajeros como vos?

Me crucé con muchos viajaros. Viajeros que prefirieron la tranquilidad de un pueblo a la vorágine de la ciudad. Viajeros que andan de un sitio a otro. Viajeros sin apuros. Viajeros sin plata en el bolsillo y sin preocupaciones. Viajeros solitarios. Viajeros acompañados, aunque se muevan solos. Viajeros de la ruta. Viajeros que no viajan. Viajeros sin planes. Viajeros ambiciosos. Viajeros que eligieron simplemente viajar; nada más.

¿Qué sentiste al regresar a Buenos Aires luego del viaje?

Volví a mi primer hogar, pero no a mi único hogar. Pasé por muchas sensaciones, agradables y desagradables. Bs. As., ahora, me representa un lugar de paso, un nuevo rincón para viajar, para descubrir.
¿Tenés planes para el futuro o improvisar el día a día se ha vuelto tu modo de vivir?

Voy cambiando, y eso me impide presuponer qué será de mí en 20 años. Prefiero las planificaciones a corto plazo. Sé que me esperan más viajes, más libros.

Ver el sitio web Enlazador de Mundos

Escrito por Mariela / @MeriCasro

Si mencionas o copias la entrada, simplemente enlaza la fuente

Compartir
Share on Pinterest
There are no images.

herramientas-para-viajar

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio de tus billetes de avión con estos simples trucos)

4. Envía tu consulta viajera

Mariela Rodriguez Castro

Futura licenciada Comunicación Social UBA / En Twitter @MeriCasro

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *