suiza-creux-du-van

En Suiza, es de esperar numerosos paisajes de montaña con sus valles y sus particulares formas. Entre los más bonitos, nombramos un valle abrupto con 72 cascadas llamado Lauterbrunnen. Hoy conocemos otro valle imponente, y la razón no es otra que el estar encerrado en unas imponentes paredes de roca de hasta 160 metros de altura a lo largo de 4 kilómetros.

Martin Abegglen

Se llama Creux du Van, y naturalmente, es una densa porción de bosque de un kilómetro de ancho encerrado entre “murallas de roca”. Se encuentra en la frontera entre Neuchâtel y el Vaud, en una formación geológica con milenarios depósitos calcáreos modelados por glaciares y por el agua, formación hoy convertida en una reserva natural. No es nada extraño recorrer practicando trekking el sitio y encontrarse con cabras montesas, linces, y otros animales autóctonos disfrutando de la libertad en su hábitat.

Patrick Nouhailler

j-b.d

Patrick Nouhailler

Patrick Nouhailler

Patrick Nouhaller

Katrin Morenz

Martin Abegglen

Patrick Nouhailler

j-b.d

Patrick Nouhailler

Vasile Cotovanu

Falk Lademann

Patrick Nouhailler

Creux du Van se puede recorrer a pie, a través de un camino que se inicia en Noiraigue, y arribar a la cumbre disfrutando de las mejores vistas. También, se puede llegar en coche hasta ferme du Soliat, a unos pocos minutos de la cumbre desde Saint-Aubin-Sauges. De cualquier forma, lo imperdible es llegar al borde de los abruptos acantilados, y disfrutar de los miradores naturales.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>