Traveler

Un infierno en amarillo, en Indonesia

9 oct
2012
Escrito por: Matías Callone / Creador de Vision Beta y 101 Lugares Increibles / En Twitter @visionbeta
Compartir

Un cráter con aguas azules en tonos que no se ven a menudo, actividad volcánica sin pausa, agua humeante y depósitos amarillos de azufre. En Java Oriental, Indonesia, es posible presenciar la puesta en escena de una exótica postal del infierno. Y entre medio de ello, los que tal vez sean los últimos mineros de azufre en una mina a cielo abierto.

Daniel Julie

Mathew Harrigan

Ijen suena en su descripción como un sitio espectacular, y sin embargo no es un sitio propiamente turístico. Es una mina de azufre que suele atraer algún turista curioso y aislado a uno de los lugares más inhóspitos del planeta. Ijen es el nombre de un volcán con una caldera en cuyo entorno existe una de las últimas minas de azufre a cielo abierto que quedan en el planeta. En el lugar la combinación de nubes y gases tóxicos, la humedad que produce una lluvia ácida, y el olor hacen bastante difícil respirar. Y sin embargo, hay un recurso (el azufre) por explotar, que hace que unos 200 trabajadores dediquen sus vidas a extraerlo, y consumir años de vida rápidamente:

Jimmy McIntyre

En el lugar, decenas de trabajadores del azufre trabajan caminando y cargando sacos de azufre que pueden pesar hasta 75 kilos, tanto como para ganarse la vida diaria a costa de sacrificar el “largo plazo”, a causa del deterioro acelerado de su sistema respiratorio. La tarea es ardua, se cargan pesadas cestas de azufre, y la paga es irrisoria. Incluso, una vez fuera del cráter, los trabajadores mineros tienen que cargar con las cestas por tres kilómetros hacia el valle Pultuding, donde se encuentra la refinería de azufre, para recibir el pago.

Jean-Marie Hullot

Jean-Marie Hullot

Paul Hessels

Richard Liblanc

Richard Liblanc

Berry 

Matthew Harrigan

Nate Robert

Richard Liblanc

Richard Liblanc

Paul Hessels

Jimmy McIntyre 

Daniel Julie

java tourism

Matthew. H

Richard Liblanc

Richard Liblanc

fr.zil

Para llegar al volcán de Ijen, hay que poner rumbo hasta la cercana ciudad de Banyuwangi. El entorno de Ijen también es un paisaje volcánico impresionante. La zona de la Meseta Ijen se puede recorrer en coche, preferiblemente 4×4, aunque llegar hasta el cráter en particular requiere de una caminata de unos 90 minutos.

Muchos turistas que se pasan “un rato” por la caldera son atraídos además por el paisaje del entorno, una zona de aguas termales y cascadas entre vistas espectaculares. El Cráter, no deja de ser una de los grandes lugares increíbles de Indonesia.

 

Compartimos lugares increíbles en Twitter y en Facebook

Related Posts with Thumbnails

2 Responses to Un infierno en amarillo, en Indonesia

Avatar

Viajeroscallejeros

octubre 9th, 2012 at 11:56

El año pasado estuvimos en Indonesia y al final no pudimos ir al Ijien por falta de tiempo. Tuvimos que “conformarnos” con hacer sólo el Bromo.
Tenemos muy claro que volveremos a Indonesia algún día y seguro que no nos perderemos el Ijien!
Es el mejor “cebo” para volver…

Avatar

Farandi

octubre 11th, 2012 at 5:38

Estuvimos este verano… decir que lo que mas merece la pena es subir de noche, para poder admirar la lava azul. El efecto es muy curioso y merece la pena la caminata por la noche y ver amanecer sobre los volcanes de Java.

Te puedes alojar directamente en las chozas que hay a la entrada del parque natural, son baratas y añaden un toque a tu experiencia.

un saludo

Comment Form

top