Casi nadie piensa en Groenlandia como un destino de viajes en sí mismo. Algunos de los pueblos de Groenlandia son casi siempre un destino de paso, tal vez en un crucero por el Ártico. Se trata de uno de los sitios más desolados del planeta, que sin embargo guarda lugares tan interesantes como Ilulissat. El paraje es lugar donde se asienta un pintoresco pueblo 200 kilómetros al norte del Círculo polar ártico donde apenas viven poco más de 4.000 personas y donde gigantes de hielo parece acechar a metros de las casas.

Imagen

Visit Grenndland

Ilulissat es un lugar en medio de la nada, y sin embargo, no faltan atractivos, como la casa museo del nativo Knud Rasmussen, el fiordo de Ilulissat, declarado Patrimonio de la Humanidad, algunos asentamientos abandonados en cercanías, y claro, los paisajes que seguramente se encuadran en la categoría “probablemente nunca vimos nada igual”:

Aah-Yeah

Visit Greendland

Visit Greendland

Goran Ingman

Shaun Merrit

kaet44

Al sur de la ciudad se encuentra el fiordo de Ilulissat, Patrimonio de la humanidad desde el año 2004. El fiordo helado con más de 40 kilómetros de extensión y un ancho de 40 kilómetros, desprende toneladas de icebergs y trozos de hielo a diario, emergiendo a mar abierto e iniciando un viaje de meses hasta derretirse por completo. Es otro de los grandes espectáculos de la zona.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>