Traveler

La tierra de los volcanes de lodo, en Azerbaiyán

14 dic
2010
Escrito por: Matías Callone / Creador de Vision Beta y 101 Lugares Increibles / En Twitter @visionbeta
Compartir

Sólo hay 700 volcanes de lodo en el mundo, y se estima que unos 300 están en la Reserva estatal de Gobustán, al suroeste de Bakú en los alrededores del Mar Caspio, en Azerbaiyán.

 

Imagen Nick Taylor

Los volcanes de lodo de Azerbaiyán, aspiran a convertirse en una de las maravillas naturales del mundo, una forma de destacar un fenómeno inusual: corresponden generalmente a emanaciones de gas que forman un cono y cráter de no gran altura del que emana una arcilla hidratada que suele formar lagunas burbujeantes.

Nick Taylor

Adam Harvey

Imagen L Gnome

Bruno Girin

Mark Ireland

Nicolai Bangsgaard

Nick Taylor

En el caso de los volcanes de lodo de Azerbaiyán, se trata de arcilla muy hidratada por lo que la altura del cono no es muy elevada, de apenas unos pocos metros. En cambio, si el lodo es poco hidratado, los conos volcánicos pueden alcanzar varios metros, como en el caso del volcán de El Totumo, en Colombia.

En el caso de la Reserva estatal de Gobustán, además de los volcanes de lodo, el sitio es rico en monumentos arqueológicos, incluyendo 600.000 pinturas rupestres que datan de 5.000 a 20.000 años de antigüedad.

Imagen Bruno Girin

Adam Harvey

La reserva estatal de Gobustán, es nada menos, una de las zonas turísticas má visitadas de Azerbaiyán.

Si mencionas o copias la entrada, simplemente enlaza la fuente

Related Posts with Thumbnails

1 Response to La tierra de los volcanes de lodo, en Azerbaiyán

Avatar

Victor

diciembre 21st, 2010 at 11:07

Cerca de Surabaya, en Sidoarjo (Java Este, Indonesia), se encuentra el volcán de lodo más grande del mundo. El lodo empezó a fluir a raíz de unas excavaciones en busca de gases naturales y se llevo por delante 16 aldeas, esto ocurrió en el 2006 y aún el lodo no ha parado de salir.

Para mi ha sido muy impactante ver este post, he estado en Sidoarjo y he visto casas enterradas hasta el tejado, carreteras inutilizadas y burbujeantes cráteres que amenazan con escupir más lodo en cualquier momento. Sin embargo, en este post he descubierto la otra cara de la moneda, la indómita belleza de los volcanes de lava… inconscientemente los había asociado a algo terrible.

Comment Form

top