wave-arizona

 

Arizona guarda muchos secretos, pero quizás entre los más espectaculares, está la llamada “ola del desierto”, una formación rocosa modelada magistralmente por el viento, de un difícil acceso, tanto que incluso quienes viajan a fotografiarla, a veces regresan frustrados por no poder encontrarla.

 

wave-arizona

Greg Mote

BLM Winter Bucket List #23: Vermilion Cliffs National Monument, Arizona, for Spectacular Geologic Features and Superbowl 49

Bureau of Land Management

 

La ola es una formación arenisca situada en una reserva protegida (Paria Canyon-Vermilion Cliffs Wilderness) al norte del estado de Arizona, en Estados Unidos. Para visitar el lugar, una oficina gubernamental otorga apenas 20 permisos por día.

 

The Wave

DIVA007

Photographer at "The Wave"

rickz

The Wave

DIVA007

 

Para llegar a la increíble formación de la Ola de Arizona hay que realizar una excursión de casi 5 kilómetros a través de paisajes escarpados, y caminos que ascienden por calzadas de hasta 107 metros de altura. La recompensa es grande: el lugar es el paraíso para fotógrafos y visitantes, capaz de deslumbrarse con la belleza inverosímil del lugar.

 

Tiny tumbleweed inside The Wave

Frank Kovalchek

Entrance to The Wave.

Jeffrey Sullivan

sandwave

Tomasz Dudek

 

Un buen momento para fotografiar la ola de Arizona es alrededor del mediodía, cuando no hay sombras en el centro, si bien temprano por la mañana y al atardecer también puede resultar adecuado. La zona puede resultar muy calurosa por lo que se recomienda realizar la excursión bien temprano. Junto a la zona de la ola principal, se puede continuar el camino y encontrar otra formación no menos espectacular conocida como la Segunda Ola.

 

Second Wave

Stefan Mendelsohn

Photographer at "The Wave"

rickz

 

La piedra arenisca blanda es bastante frágil, por lo que hay que caminar con cuidado para tratar de no romper las pequeñas crestas. Con mucha suerte, podremos encontrar en el lugar pequeñas piscinas naturales dejadas por alguna tormenta reciente, y podremos hasta tomar un baño junto a una comunidad de renacuajos que pueden sobrevivir durante varios días.

 

The Wave II

Elias

The Wave

Scooter Lowrimore

 

La política de preservación del lugar, afortunadamente da buenos resultados. Incluso la señalización del modo de llegar es casi nula, para evitar visitas indeseadas. Ante la dificultad para encontrar el lugar exacto donde se encuentra la ola, muchos turistas suelen “perderse”, por lo que se recomienda utilizar un receptor GPS suministrado por los guardaparques.

Si ya estás pensando en realizar una visita a La Ola de Arizona, aquí puedes tramitar el permiso.
Ver galería completa de usuario Rickz en Flickr

 

Ver también Un cañón donde crecen árboles gigantes

11 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>